http://www.fides.org

News

2013-10-29

ASIA/CAMBOYA - Ayudas de las organizaciones humanitarias a las poblaciones afectadas por los monzones y las inundaciones

Phnom Penh (Agencia Fides) - Un mes de lluvias monzónicas e inundaciones en Camboya se han cobrado la vida de 168 personas y ha dejado a más de cien mil personas sin hogar en 20 de las 24 provincias del país, incluyendo algunas zonas de la capital, Phnom Penh (Véase Agencia Fides 04/10/2013). Más de 1 millón y medio de personas en total han sufrido daños graves, casas destruidas, escuelas, centros de salud, carreteras, puentes y tierras de cultivo. La organización humanitaria Christian Aid and Dan Church Aid partner Development and Partnership in Action (DPA) ha distribuido alimentos, kits de higiene y lonas para reparar a unas 3.000 personas en la provincia de Ratanakiri, en el noreste del país. Alrededor del 80 % de los 13 millones 800 mil habitantes de Camboya viven en zonas rurales y la supervivencia de la mayoría de ellos depende completamente de la agricultura. Las inundaciones han destruido 244.000 hectáreas de arrozales, algo que suscita una gran preocupación pública por la escasez de alimentos. Los camboyanos son muy vulnerables a los desastres, una cuarta parte de ellos vive por debajo del umbral de pobreza y dependen de una única cosecha al año. Cuando esta se pierde, las consecuencias son muy graves. Las zonas más afectadas también se ven amenazadas por enfermedades transmitidas por el agua, como el dengue y la diarrea. En un país con un alto índice de desnutrición, donde alrededor del 40 % de los niños padecen la forma crónica de la patología, las enfermedades que se pueden prevenir y curar se convierten en letales, especialmente para los ancianos y los niños.
La ayuda humanitaria se utiliza para las personas más vulnerables, las familias extremadamente pobres, entre ellas las encabezadas por mujeres, las viudas, los agricultores migrantes sin tierra, los ancianos y las personas con VIH. Las organizaciones continúan en su compromiso con estas comunidades con el fin de hacerlos más resistentes a los desastres naturales, en colaboración con las autoridades locales y las comunidades para mejorar los sistemas de alerta y evacuación, construir casas más estable y silos que pueden salvaguardar vidas y medios de vida. (AP) (29/10/2013 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network