http://www.fides.org

News

2013-10-11

ASIA/SIRIA - El arzobispo Hindo: no queremos un “estado curdo” en la provincia siria de Jazira

Hassaké (Agencia Fides) – “Los únicos que desean crear región autónoma con una guía curda en el norte de Siria son los militantes del PKK, el partido de Abdullah Ocalan. Pero el proyecto no cuenta ni siquiera con el apoyo de otros curdos. Y menos aún de las tribus musulmanas y cristianas. Así el arzobispo siro-católico Behnam Hindo describe a Fides las reacciones prevalentes entre la población local ante los rumores sobre la posible creación de una zona autónoma en el noreste de Siria, de la que el gobierno central de Damasco ha perdido el control y donde formaciones curdas tienen la hegemonía política.
Recientemente, el Partido Democrático Curdo (PYD), la expresión siria del Partiya Karkerên Kurdistán (PKK) ha declarado la intención de crear una región autónoma curda en la provincia siria de Jazira, que en los medios de comunicación ya es nombrada con el nombre curdo de Rojava. “En las reuniones de los comités que reúnen a los jefes de las diferentes comunidades étnicas y religiosas”, dice el arzobispo Hindo, titular de la eparquía de Hassaké-Nisibi “ya hemos rechazado la propuesta de crear una Asamblea Constituyente y a una Asamblea popular que proclamase la autonomía de la región. Ni siquiera la mayoría de los curdos quieren crear una entidad política autónoma donde el liderazgo sea ejercido por el grupo étnico o religioso dominante. A lo sumo se puede proponer una confederación de comunidades locales que puedan establecer nuevas relaciones con el gobierno central en Damasco.
Históricamente, los recursos producidos en la provincia de Jazira siempre han sido saqueados por la administración del Estado. Esto no tiene que volver a suceder”. El arzobispo Hindo encuadra los impulsos autonomistas inspirados por el PKK en el contexto del conflicto actual: “En esta zona de Siria, las milicias curdas del PKK están soportando un enfrentamiento con los grupos islamitas afiliados a Al-Qaeda. Pagan un precio muy alto en sangre, y creemos que este sacrificio, tarde o temprano tendrá que recibir una indemnización en el ámbito político”. (GV) (Agencia Fides 11/10/2013).

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network