http://www.fides.org

News

2013-10-08

ASIA/PAKISTAN - Un santuario para las víctimas cristianas de Peshawar, que siguen sin la indemnización del gobierno

Islamabad (Agencia Fides) – El obispo anglicano de Peshawar, Mons. Peter Humphrey Sarfraz, líder de la “Iglesia de Pakistán”, ha publicado una lista completa de los muertos y heridos en el ataque del 22 de septiembre a la iglesia de “Todos los Santos” en Peshawar: según lo informado a la Agencia Fides, el atentado de dos terroristas suicidas islamistas causó 126 muertos y 166 heridos. En la iglesia hay un cartel conmemorativo con fotos de las víctimas identificadas. En el patio fuera de la Iglesia, lugar de la primera explosión, se ha creado un pequeño santuario conmemorativo de los difuntos.
Mons. Peter Humphrey Sarfraz comunica en una nota enviada a Fides: “Todavía estoy conmocionado por las numerosas pérdidas humanas: es el peor incidente que afecta a una iglesia en nuestra diócesis. El ataque fue un acto cobarde de violencia contra los cristianos inocentes, que son verdaderos mártires. Mi corazón llora de dolor. Los cristianos se consideran verdaderos paquistaníes: hemos sacrificado mucho por este país.
El gobierno provincial ha prometido dar una compensación de 500.000 rupias (unos 4.700 dólares) a las familias de las víctimas y 200.000 rupias (unos 1.900 dólares) para los supervivientes, que han quedado inválidos. Pero hasta el momento, las víctimas no han recibido ninguna indemnización”.
Cómo informa el Pastor anglicano Ijaz, que dirigía la liturgia en la iglesia el día de la explosión, cerca de la Iglesia viven unas 500 familias cristianas. Los residentes son en su mayoría ciudadanos pobres y marginados. Muchos de ellos trabajan como agentes sanitarios o son trabajadores mal pagados. Sobre la masacre, señalan fuentes locales de Fides, aún hay polémicas. Muchos heridos, lamentan los fieles locales, podrían haberse salvado. Muchos han muerto por falta de tratamiento de emergencia y las deficiencias del personal del hospital.
Las víctimas fueron colocadas en ataúdes sin ningún tipo de identificación y las familias de los heridos graves no fueron avisados, por una mala gestión de la situación. Las familias han perdido así la oportunidad de despedirse de sus seres queridos, que luego han fallecido. Un episodio que ha provocado ira y rabia, testimoniando la superficialidad grave de los hospitales: dos heridos fueron erróneamente considerados muertos y colocados en ataúdes y sólo después de oír sus gemidos de dolor fueron liberados. En Peshawar, se preguntan ¿si hubiesen sido musulmanes, habría ocurrido lo mismo? (PA) (Agencia Fides 8/10/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network