http://www.fides.org

News

2013-10-02

AMERICA/MEXICO - las poblaciones indígenas deben ser “parte viva” del país y de la iglesia

Naupan (Agencia Fides) – Custodiado por los cerros Metztepetl, Tonallan y Citlalan (de la Luna, el Sol y las Estrellas), en la catedral de Napuan dedicada a San Marcos (en lengua nahuatl “El Tecuán”, el que se convierte en un pequeño tigre), el obispo de San Cristóbal de las Casas, Su Exc. Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, ha celebrado una misa por sus 50 años de vida sacerdotal durante el V Encuentro de Cultura Náhuatl.
El workshop, que se desarrolla del 30 de septiembre al 3 de octubre, está organizado por la Conferencia del Episcopado Mexicano (Cem) con el objetivo de hacer conocer las traducciones bíblicas y litúrgicas de la iglesia Católica.
Con motivo de la celebración de Mons. Arizmendi con la comunidad de Naupan, en la sierra al norte de Puebla, hasta la plaza se ha vestido de fiesta, y la iglesia agustina, construida en 1590, ha visto exhibirse ante ella, en sus danzas de fiesta a los Toreadores, Negritos, Chinelos y Viejitos
Mons. Arizmendi, que en la diócesis de Chiapas coordina coordina además el trabajo de los traductores, ha podido subrayar en varias ocasiones que “en este trabajo está presente una teología india, que concibe la búsqueda de la presencia de Dios en las culturas originarias”, a través de la inculturación de la doctrina de la iglesia católica.
En la nota enviada desde México a la Agencia Fides se lee lo que ha afirmado un representante de la comunidad de Naupan: “Debemos conocer y respetar los mitos y ritos de los pueblos indígenas para descubrir en ellos las huellas de Dios, los caminos por los que él se ha manifestado y que muchas veces rechazamos por desconocer el fondo de su historia, su contenido y significado. Para conocerlos debemos amar y respetar a quienes los comunican y practican”.
“vengo de un estado con un porcentaje mayoritario de población indígena - ha dicho el obispo de San Cristóbal de las Casas -,y venimos ahora al estado de Puebla para que el pueblo náhuatl pueda tener la importancia que merecen tanto en la sociedad como en la iglesia, que se sientan parte viva del país y que se valore a los pueblos originarios”. El obispo, junto con un grupo de sacerdotes y catequistas, durante 3 días ha llevado a cabo catequesis, encuentros y celebraciones con la población, en este contexto misionario. (CE) (Agencia Fides, 02/10/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network