http://www.fides.org

News

2013-09-18

AFRICA/TANZANIA - Sigue estando grave el sacerdote herido con ácido. “Por qué se ataca a sí a la Iglesia?”, se pregunta el obispo

Dar es Salaam (Agencia Fides) - “Las condiciones del padre Anselmo lamentablemente siguen siendo graves, debido a que el ácido continúa penetrando bajo las capas superficiales de la piel”, dice a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Augustine Shao, obispo de Zanzíbar, que visita regularmente en el hospital al padre Anselmo Mwanga'mba, el sacerdote católico asaltado por unos desconocidos el 13 de septiembre y atacado con un chorro de ácido en la isla de Zanzíbar (véase Fides 16/09/2013).
“Estamos estudiando la posibilidad de transferirlo al extranjero, tal vez a la India, a un centro especializado para el tratamiento de este tipo de casos”, dice Mons. Shao.
EL padre Anselmo es sólo la última víctima de una serie de ataques con ácido que se han producido en la isla en los últimos meses. Las otras víctimas son dos chicas inglesas de 18 años que estaban en Zanzíbar como voluntarias y Fadhil Suleiman Soraga, Secretario del Mufti jefe de Zanzíbar.
“El tema de estos ataques violentos es compleja”, dice el Obispo. “En Zanzíbar desde al menos hace un año se registran graves episodios violentos. Recuerdo por ejemplo, que otro sacerdote, el padre Ambrose Mkenda resultó gravemente herido en Navidad del año pasado y aún se está recuperando, mientras que en febrero fue asesinado el p. Evarist Mushi” (véase Fides 01/03/2013 y 18/02/2013).
“Una de las causas de la violencia es la tensión política sobre la nueva Constitución y el emerger de peticiones de una parte de fuerzas políticas de la independencia de Zanzíbar del resto del país. Además hay desacuerdos sobre la revisión de las listas de votantes para las elecciones de 2015”. (hay que recordar que después de la independencia en 1963, un año después Zanzíbar se unió a Tanganyika formando la actual Tanzania).
“En el ámbito económico y social, entre los habitantes de la isla predomina la sensación de estar al margen de los trabajadores de otras zonas de Tanzania y de otros países, como Kenia, que está acusado de quitar los puestos de trabajo a los locales y las oportunidades económicas”, dice Mons. Shao.
“Finalmente, está la propaganda extremista islámica por parte de predicadores formados en el extranjero que difunden el odio contra los cristianos. Varios isleños jóvenes han sido enviados a formarse en el extranjero e importan estas ideas en Zanzíbar, mientras las predicaciones violentas son divulgadas a través de los medios de comunicación locales”, afirma el obispo.
“En resumen, las causas de estos actos de violencia son múltiples y combinadas entre sí. Es una situación compleja, pero la pregunta a la que no puedo responder es porque los cristianos y los católicos en particular, son tomados como objetivo. Además de los sacerdotes atacados, 4 iglesias han sido destrozadas y destruidas, en su mayoría católicas”, concluye Mons. Shao. (L.M.) (Agencia Fides 18/9/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network