http://www.fides.org

News

2013-09-17

AMERICA/PANAMA - Las muertes de los niños pobres son 5 veces superiores en América Latina que en el resto del mundo

Panamá (Agencia Fides) – A pesar de la disminución de la tasa de mortalidad materna en América Latina continúan siendo graves las desigualdades en el acceso a los servicios de salud para las mujeres y niños a causa de la pobreza. Según informes del Banco Mundial, las delegaciones de 30 países, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil se han reunido recientemente en Panamá para renovar su compromiso con la salud materna e infantil, y entre los temas principales, han afrontado el de como evitar que los niños latinoamericanos mueren sin razón. El acuerdo propuesto por UNICEF fue firmado por 165 países, 32 de los cuales están ubicados en Latinoamérica.
'Una promesa renovada', esta es la iniciativa promovida el pasado junio y que tiene como objetivo la eliminación de las muertes infantiles evitables, así como garantizar que puedan nacer con buen estado de salud, reduciendo la mortalidad en todo el mundo del 57 por cada 1.000 nacimientos vivos en 2010 a 20 por cada 1.000 en 2035. En América Latina y el Caribe el nivel socio-económico de los padres sigue teniendo un gran impacto en el futuro de sus hijos. A pesar de la disminución de casi la mitad de todas las muertes registradas en los últimos años, los pequeños de familias con ingresos financieros limitados tienen 5 veces más probabilidades de morir antes de cumplir los cinco años. La mayoría de estas muertes se pueden evitar. En Argentina, desde 2004, más de dos millones de madres y niños se han beneficiado del 'Plan Nacer', un programa de salud que ofrece servicios médicos básicos a las madres embarazadas y niños sin cobertura sanitaria.
En Perú, el programa Qali Warma se centra en la nutrición y, junto con el Banco Mundial y el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, proporciona comidas nutritivas a los niños de primaria desde los 3 años de edad. Qali Warma busca mejorar el ambiente educativo donde los niños crecen y se desarrollan. Entre otros objetivos de la reunión en Panamá está la mejora de la atención de la salud materna. Los primeros 1.000 días de vida de un ser humano se encuentran entre los más importantes y la buena salud de la madre es fundamental para erradicar las muertes infantiles que pueden prevenirse. En los últimos 20 años, la tasa de mortalidad en América Latina se ha reducido de un 40%.
Sin embargo, a pesar de esto, es muy variable dependiendo de la etnia y de las condiciones sociales y económicas de las mujeres. Las muertes relacionadas con el embarazo entre las mujeres indígenas de la región son 3 veces mayores. En Nicaragua, por ejemplo, este fenómeno ha sido abordado mediante la apertura clínicas maternales para las mujeres embarazadas en las zonas remotas del país. (AP) (17/9/2013 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network