http://www.fides.org

News

2013-07-30

AFRICA/REP. CENTROAFRICANA - “Si todos los creyentes respetasen la ley de Dios, no habría ninguna guerra”

Bangui (Agencia Fides) - El 12 de agosto (víspera de la independencia nacional) ha sido proclamada una jornada de oración por la paz por los líderes religiosos de Bouar en la República Centroafricana. El país vive una situación difícil desde que la coalición rebelde Seleka expulso al ex presidente François Bozizé y insidio al líder rebelde Michel Djotodia.
Según una nota enviada a la Agencia Fides por el P. Aurelio Gazzera, misionero carmelita, se decidió realizar esta iniciativa en la reunión de líderes religiosos celebrada en Bouar el 19 de julio. A la reunión asistieron 31 personas en representación de católicos, musulmanes y protestantes que prepararon un mensaje que fue leído en las iglesias protestantes y católicas, y en las mezquitas.
“Nuestra fe en Dios, ya seamos cristianos o musulmanes, nos interpela y nos empuja a escuchar los gritos de dolor de nuestros hermanos y hermanas, que desde hace meses están inmersos en la guerra”, dice el mensaje. “Ninguna fe, ya sea cristiana o musulmana, permite la violencia, el asesinato, el robo, el saqueo, la violación. Lo condenamos totalmente. Invitamos a todos a ser fieles a Dios y a su ley, y a vivir con gran coherencia. ¡Si todos los creyentes respetasen la ley de Dios, no habría ninguna guerra!”.
Dirigiéndose a las autoridades, los líderes religiosos invitan a “respetar el juramento de servir al país” a ser “hombres y mujeres honestos”, a tener “una actitud de servicio y respeto para todos, de cualquier etnia, religión, género o partido político”. “Algunos sectores del estado son más sensibles que otros, en particular la salud y la educación. El Estado tiene un deber específico, que consiste en pagar a sus propios funcionarios. ¡Pero los funcionarios también tienen obligaciones! Invitamos a todos a volver a trabajar, y entonces la confianza y el respeto regresaran”, dice el mensaje.
Los líderes religiosos también lanzan un fuerte llamamiento a los rebeldes Seleka para que se conviertan y pongan fin a “la larga serie de crímenes, asesinatos, violaciones, saqueos”. “Pedimos a los hombres armados el respeto de la persona humana, el respeto por el Estado y sus funcionarios. El respeto a todas las personas, especialmente las mujeres, los niños y los enfermos”.
El mensaje concluye recordando los sufrimientos de las mujeres (“Todos nosotros, cristianos y musulmanes reconocemos que las mujeres a menudo son las que han sufrido más de entre la población”) y lanzamos un llamamiento a los jóvenes, para que no cedan al desánimo y no tomen el camino de la violencia”. (L.M.) (Agencia Fides, 30/07/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network