http://www.fides.org

News

2013-07-24

ASIA/PAKISTAN - Los derechos de las minorías religiosas: un reto para el nuevo gobierno

Londres (Agencia Fides) - Los derechos de las minorías religiosas son un desafío para la acción futura del nuevo gobierno, elegido en Pakistán en pasado mes de mayo y podría llegar a ser un punto crucial en el desarrollo de la democracia y el Estado de Derecho en el país. Lo afirma una nota enviada a la Agencia Fides por la organización no gubernamental “Minority Rights” (MR), con sede en Londres, que publica un informe anual sobre la situación de las minorías étnicas, religiosas, culturales en el mundo. En la nota enviada se lee que se espera que, después de “la primera transición democrática de poder en la historia del país”, el nuevo gobierno de Nawaz Sharif de importancia y atención “al trato que se da a las minorías y a la libertad religiosa en general”, para para gobernar un “cambio real en Pakistán”.
Una primera cuestión es la de la representación política. “Los no musulmanes - aclara el comunicado - puede obtener actualmente escaños en las elecciones generales, pero son solamente 10 escaños reservados para las minorías en la Asamblea Nacional, otorgados sobre la base de una selección y no de una elección”. El resultado, dice, “deja mucho que desear”. La presencia de cristianos e hindúes en la Asamblea Nacional “ha sido históricamente mínima”. Sin embargo, continúa la ONG, “la situación de otros grupos minoritarios es aún peor”: no sólo unos cuatro millones de ahmadis están excluidos de votar en las elecciones, sino que además los votantes musulmanes deben firmar una declaración en la parte posterior de la papeleta de votación, rechazando el fundador de la comunidad musulmana Ahmadí como un falso profeta. Nawaz Sharif ya ha hablado de la importancia de los derechos de las minorías en Pakistán, señalando que “el término minoría no se debe utilizar, ya que da una impresión negativa”. Sin embargo, continúa “Minority Rights” el debate sobre el uso de la terminología es puramente formal, pero quedan pendientes las cosas relacionadas con esos grupos en todo el país.
Otro capítulo sensible es la “ley sobre la blasfemia”, sigue el texto enviado a la Agencia Fides, que en los últimos años “ha registrado un aumento en la violencia sectaria contra las minorías religiosas”. “El más controvertido” - explica - es el artículo 295-C del Código Penal de Pakistán, que impone la cadena perpetua o la pena de muerte para cualquier persona que profana el nombre del Profeta Mahoma. La nota recuerda el abuso de la ley, dado que la mayoría de los casos son resultado de falsas acusaciones de blasfemia en asuntos relativos a la propiedad o por otras venganzas personales. MR recuerda que “cuando Sharif fue primer ministro en 1991, se negó a presentar un apelo contra la decisión de la 'Corte Federal de la Sharia', que había establecido la pena de muerte como castigo por blasfemia”.
Otra área de discriminación en los últimos años ha sido la práctica de los matrimonios forzados y de las conversiones religiosas forzosas de las personas pertenecientes a minorías religiosas. MR, después de una cuidadosa investigación para comprender las causas de este fenómeno, puede decir que este tipo de conversiones se producen principalmente en las provincias de Punjab y Sindh, y pueden estar relacionadas con “violencia de género”.
Un punto muy importante que se presentará al Gobierno, según el comunicado de MR, es el de la intolerancia hacia las minorías religiosas promovida en los libros de textos escolares. Algunos de estos enseñan a los niños de las escuelas que los no musulmanes son enemigos del Islam y son inferiores. “El anterior gobierno ha hecho bien poco para hacer frente a este problema” y ahora le toca al nuevo gobierno hacerle frente. La “intolerancia institucionalizada”, enseñada en las escuelas - concluye el análisis de MR - se refleja y se traduce en el difícil clima que se vive en la sociedad actual en Pakistán. (PA) (Agencia Fides 24/7/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network