http://www.fides.org

News

2013-04-30

ASIA/CHINA - El Obispo Jin Luxian, personalidad clave en la historia de la iglesia en China

Shanghai (Agencia Fides) – El sábado 27 de abril ha fallecido S. Exc. Mons. Aloysius Jin Luxian, S.I., de 96 años, Obispo Coadjutor de Shanghai (China Continental). El Prelado nació el 20 de junio de 1916 en el distrito de Nanshi de la ciudad de Shanghai. En septiembre de 1926 inició a frecuentar los estudios primarios en el Colegio de San Ignacio; después en 1932, entró en el Seminario del Sagrado Corazón de Jesús y luego en el Mayor del Sagrado Corazón de María. En 1938 inició el noviciado en la compañía de Jesús y el 8 de septiembre de 1940 realizó sus primeros votos religiosos. Al terminar sus estudios de filosofía y teología en Xianxian (Hebei), el 19 de mayo de 1945 fue ordenado sacerdote en la catedral de Shanghai.
Entre 1947 y 1948 completó su formación religiosa en París, y luego desde 1948 hasta 1950 asistió a la Universidad Pontificia Gregoriana de Roma, donde obtuvo una licenciatura en teología. Durante las vacaciones de verano iba a Alemania, Francia e Inglaterra, para aprender varios idiomas. Con el advenimiento de la República Popular China, en 1950 fue llamado a la patria y, como consecuencia de los acontecimientos políticos de la época y la expulsión de los jesuitas extranjeros, en 1951 fue nombrado rector temporal del Seminario Regional de Xuhui (Shanghai).
El Rev. Jin Luxian fue detenido en la noche del 8 de septiembre de 1955 y sometido a largos interrogatorios, que terminaron con un proceso en 1960: fue condenado a 18 años de prisión, además de 9 de rehabilitación. De 1963 a 1967 fue detenido en la prisión de Qincheng (Pekín), donde, debido a su gran conocimiento de idiomas, fue agregado a un grupo de reclusos traductores, que trabajaban para el Estado. En 1967 fue transferido al centro de rehabilitación en Fushun y en 1973 a Qincheng, donde permaneció hasta 1975. Luego fue enviado a un campo de trabajo en Henan y encarcelado de nuevo desde 1979 hasta 1982: fue puesto en libertad después de 27 años de prisión.
En 1982 se le permitió volver a abrir el seminario de Sheshan. En 1985, el reverendo Jin Luxian aceptó ser consagrado obispo para la diócesis de Shanghai, pero sin la aprobación papal. Aprobación que llegó quince años más tarde, convirtiéndose en Coadjutor de Shanghai, después de haber expresado su lealtad al Papa y pedirle perdón por su ordenación ilegítima.
El prelado ha sido una personalidad clave en la historia de la Iglesia católica en China en los últimos 50 años. Era un hombre de gran cultura. Su preparación, sus estudios en Italia, el dominio de varias lenguas europeas y su simpatía humana le permitieron mantenerse en contacto con diversas personalidades y disfrutar de la estima y el respeto de muchos.
Bajo la dirección del obispo Aloysius Jin Luxian, la diócesis de Shanghai ha tenido un gran desarrollo. La pastoral del Obispo fue impresionante, la modernización de la Diócesis y tratando de mantenerla bajo la guía de los pastores, utilizando para ello también la estima que gozaba entre las autoridades civiles. Tenía una especial atención a la preparación de nuevos sacerdotes, religiosos y religiosas, creando estructuras de formación apropiadas, tales como el Seminario Mayor, inaugurado en 1985 en Sheshan (Shanghai), y haciendo, al mismo tiempo, un servicio muy apreciado no sólo a su diócesis sino también a la China.
Uno de los últimos actos del obispo Jin fue la carta pastoral con motivo del Año Nuevo Chino del Dragón (23 de enero de 2012), titulado “Xu Guangqi: Un hombre para todas las estaciones”. En ella, el prelado exhortó a los fieles a seguir el ejemplo de Paul Xu Guangqi, el primer católico de alto rango del imperio, amigo del padre Matteo Ricci, promoviendo la causa de beatificación.
La diócesis de Shanghai cuenta con unos 150.000 católicos, un centenar de sacerdotes, 6 decanatos, 37 parroquias y 140 iglesias; en su territorio se encuentra el celebre Santuario Mariano de Sheshan, meta de peregrinaciones nacionales. Entre las obras sociales más importantes se pueden recordar la Casa para ancianos, la de los retiros espirituales, el comedor para pobres y la Tipografía de Qibao.
En 2012 se publicó el primer volumen de sus memorias “Aprendiendo y reaprendiendo 1916-1982” (Learning and Re-learning 1916-1982), en donde habla de los acontecimientos más significativos de su vida. Una vida en la que trató de mantener vivo el amor de Cristo y de la Iglesia, en la lealtad a su país y su cultura. (Agencia Fides 30/4/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network