http://www.fides.org

News

2013-04-11

ASIA/VIETNAM - Líder cristiano muere en la cárcel víctima de palizas; los fieles no creen en el suicidio

Dak Nong (Agencia Fides) – Aumentan las sospechas sobre la muerte del líder cristiano de la Iglesia Evangélica vietnamita Hoang Van Ngai (también conocido como Vam Ngaij Vaj), que ha muerto el 17 de marzo mientras se encontraba bajo custodia policial en el distrito de Dak Glong, provincia de Dak Nong. Según la información de la Agencia Fides, la versión oficial proporcionada por los agentes es “suicidio por descarga eléctrica” que la familia de la víctima niega enérgicamente, diciendo que el hombre ha muerto a consecuencia de las palizas y torturas.
Según los miembros de la familia, la esposa y hermana de Ngai habían sido detenidas el 14 de marzo, por razones aún no claras, sin orden de arresto. Ngai y su hermano mayor, Hoang Van Pa habían terminado en la cárcel al día siguiente y estaban detenidos en las celdas adyacentes. A las 3:00 am del 17 de marzo, el hermano de Ngai ha escuchado rumores de una violenta paliza provenientes de la celda de su hermano. Cuando la policía extrajo a Ngai de su celda, “estaba completamente inerte, como si estuviera muerto, con marcas de color púrpura en la garganta”, dice su hermano, testigo ocular. Al día siguiente, la policía anunció la muerte, diciendo que el hombre había “metido voluntariamente los dedos en una toma de corriente eléctrica”.
Según ha informado a la Agencia Fides la Ong “Christian Solidairty Worldwide” (CSW), Ngai, de 38 años, pertenecía a una denominación cristiana legalmente reconocida en el país, “la Iglesia Evangélica de Vietnam del Sur”, y es de la etnia Hmong, mal vista para las autoridades vietnamitas. Fuentes de Fides lo recuerdan como “una persona valiente y compasiva que ayudaba a los más necesitados”. Ngai tenía enemigos entre los funcionarios del gobierno, porque había alzado su voz en repetidas ocasiones contra los abusos de poder y se habían negado a pagar tangentes.
Su familia rechaza firmemente la teoría del suicidio, señalando que más de 300 testigos vieron el cuerpo de Ngai “con muchos golpes y moratones, cortes profundos y el cráneo roto”, estigmatizando que la autopsia se ha llevado a cabo sin el conocimiento de la familia. Por ello se ha presentado una carta al Jefe de la Policía de Dak Nong, exigiendo una investigación a fondo del caso y el castigo de los responsables de la paliza. Según CSW “la víctima pudo haber muerto como resultado de la tortura bajo custodia policial. Instamos a una investigación y a tomar medidas serias para garantizar el derecho a la libertad religiosa, con el fin de evitar más violaciónes contra los creyentes”. (PA) (Agencia Fides 11/4/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network