http://www.fides.org

News

2013-03-11

ASIA/PAKISTAN - Los cristianos protestan en Lahore, cientos de arrestados por la policía; los Obispos en el sit-in

Lahore (Agencia Fides) – Gran tensión social y religiosa en Lahore después del episodio del sábado, 9 de marzo, cuando 178 casas de cristianos en la “Jospeh colony”, en el distrito de Badami Bagh, fueron incendiadas, por un caso de supuesta blasfemia (véase Fides 9/3/2013). Las Comunidades cristianas están alborotadas y ayer, en una manifestación espontánea y pacífica en Lahore, a la que se unieron también ciudadanos de otras religiones, la policía lanzó gases lacrimógenos y golpeó a los manifestantes, diciendo que “la manifestación no estaba autorizada”.
De los chicos y jóvenes cristianos presentes, reunidos en Ferozepur Road, a dos les rompieron las piernas y cientos de manifestantes fueron arrestados. “Es una nueva violación de los derechos humanos de esta comunidad”, señalan algunos católicos de la Iglesia de San Francisco a Fides, situada en la Ferozepur Road, en Lahore. El edificio de la iglesia también fue alcanzado y la cruz de la iglesia dañada. La Iglesia de San Francisco está comprometida en la actividad educativa, con escuelas que van desde el jardín de infancia hasta la escuela secundaria. Sin embargo, debido a las tensiones, las familias han decidido no enviar a sus hijos a la escuela ni hoy ni en los próximos días. “La policía - señala una fuente de Fides – ha ido mucho más allá de su función de velar por el orden y pretende silenciar las voces de los que piden justicia”.
Ayer también se celebró en Lahore, una vigilia de oración y un sit-in pacífico frente a la sede de la Asociación de la Prensa. Entre los fieles con velas encendidas, estaba el Arzobispo de Karachi, Joseph Coutts, presidente de la Conferencia Episcopal y el obispo Sebastián Francis Shaw OFM, Administrador apostólico de Lahore, recién llegado de Rawalpindi, donde acaba de terminar la Asamblea de los Obispos paquistaníes. Mons. Shaw ha pedido al gobierno que garantice la seguridad de los cristianos y ha invitado a los fieles a “superar el clima de temor e incertidumbre, mantener un ambiente de paz y a ser solidarios con las víctimas”.
Entre los presentes se encontraban el Ministro de Estado para la Armonía, el cristiano Akram Masih Gill, que ha recordado que “los cristianos han jugado un papel fundamental en la creación de Pakistán” y ha pedido al gobierno provincial de Punjab y a los líderes religiosos musulmanes que “den un paso hacia adelante para asegurar la paz y la armonía entre las religiones”.
Además se han celebrado reuniones pacíficas de oración y ayuno, para condenar la violencia y exigir el respeto de los derechos humanos y la paz, en Faisalabad, Sargodha y Karachi, en las que han participado más de un millar de mujeres cristianas. (PA) (Agencia Fides 11/3/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network