http://www.fides.org

Vaticano

2013-02-12

VATICANO - Los sentimientos del Secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Mons. Savio Hon Tai Fai, después del anuncio de la renuncia del Papa

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – El Secretario de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, Su Exc. Mons. Savio Hon Tai Fai, ha expresado a la Agencia Fides sus sentimientos ante la renuncia del Papa: “Para mí, esta noticia ha sido como un rayo caído del cielo, me ha dejado estupefacto. Mis sentimientos son muchos, variados y se mezclan en un estado de ánimo melancólico. Por un lado siento que me pesa el corazón, pero por otro lado pruebo una profunda estima por el Papa. Él sigue siendo mi amado Pastor, padre y maestro. De improviso ha decidió abandonar el ministerio petrino, y esto me entristece, pero esta decisión la ha tomado después de una evaluación cuidadosa y de intensa oración. No puedo dejar de mostrar toda mi comprensión con el máximo respeto.
En realidad, también nuestros colegas del Dicasterio misionero prueban casi los mismos sentimientos y la misma adhesión a Su persona.
Nuestro Prefecto, como enviado especial del Papa, está en la India realizando una visita pastoral. Creo que él, aunque lejano, está animando a la iglesia local a orar por el Santo Padre. Nosotros de la Congregación hemos ofrecido nuestra breve oración por el Santo Padre, en comunión con nuestro Prefecto que se encuentra lejos, durante el Ángelus de hoy. Y mañana por la mañana, durante la misa de la imposición de la ceniza, todos nos reuniremos en oración permaneciendo firmes en el afecto, en nuestra fidelidad y solidaridad, como siempre.
El Santo Padre Benedicto XVI ha dedicado su vida entera a servir a la Iglesia. Él está convencido de que sólo “por Cristo, con Cristo y en Cristo”, su ministerio en la Iglesia puede dar gloria a Dios y traer la salvación a los hombres. El tiempo pasa casi sin darnos cuenta, todo el mundo tiene su propio tiempo, incluso el Papa siente que sus fuerzas, “por la edad avanzada, ya no son adecuadas para ejercer el ministerio petrino... Por esta razón, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro” ( Declaratio del Papa Benedicto XVI en su renuncia al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, 11 de febrero de 2013).
Sin embargo, no ha renunciado a su servicio en la Iglesia, es más, quiere dedicar su vida a la oración haciéndose un buen instrumento en las manos de Dios. Lo ha hecho todo por el bien de la Iglesia. Su renuncia puede definirse como un “Amén” ante Dios. El cuerpo es frágil debido a la edad, pero el espíritu es fuerte. ¡La humildad del Papa ha conquistado de nuevo mi corazón!” (Agencia Fides 12/02/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network