http://www.fides.org

America

2013-01-15

AMERICA/ECUADOR - Los Obispos por las elecciones presidenciales: “el cristiano no debe adherir a sistemas ideológicos que se opongan a la fe que profesa”

Quito (Agencia Fides) – En vista de las elecciones presidenciales del 17 de febrero, la Conferencia Episcopal de Ecuador ha publicado un documento, dividido en tres partes, que se titula “Elecciones: un espacio para la democracia”, del que ha llegado una copia a la Agencia Fides. En el primer punto (“Autonomía de la política y responsabilidad de la Iglesia”) se describe la labor de los Pastores: “Como pastores de la Iglesia Católica, reconocemos y respetamos la legítima autonomía del orden político. No nos corresponde expresar preferencias políticas, pero sí valorar programas políticos por sus implicaciones y consecuencias éticas y religiosas”. Después los Obispos tratan de la libertad religiosa: “El Ecuador, Estado laico,reconoce y protege 'el derecho a practicar, conservar, cambiar, profesar en público o en privado, su religión o sus creencias, y a difundirlas individual y colectivamente, con las restricciones que impone el respeto a los derechos'. Esto nos permite vivir, de una manera pacífica y respetuosa, entre personas creyentes y no creyentes, evitando todo fanatismo, tanto religioso como antirreligiosos”.
En el segundo punto, sobre la Misión de los Laicos, los Obispos escriben: “Los laicos católicos, pertenecientes o no a partidos y movimientos políticos diversos, tienen la obligación moral de discernir si el pensamiento que los inspira y sus propuestas son compatibles con la fe y la moral de la vida cristiana. Por esta razón, han de valorar si sus propuestas son coherentes o no con los principios morales arraigados en la misma naturaleza humana y presentes en todas sus dimensiones personales y sociales. El cristiano, por lo tanto, no debe adherirse, sin contradecirse a sí mismo, a sistemas ideológicos que se opongan a la fe que profesa”.
El mensaje de los Obispos propone centrar la acción de la comunidad en el respeto de los derechos humanos (fundamentados en la dignidad de la persona) y en la democracia (es el pueblo el que delega el poder a sus gobernante). Por ello “el voto es un medio importante para asegurar la auténtica democracia. El ciudadano, al ejercer este derecho y deber, está llamado a no favorecer opciones políticas y legislativas contrarias a los valores fundamentales y a los principios éticos”.
El tercer punto, en forma de conclusión, reitera lo que afirma también el Mensaje final del XIII Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización: “A los políticos cristianos que viven el precepto de la caridad se les pide un testimonio claro y transparente en el ejercicio de sus responsabilidades” (n.10). (CE) (Agencia Fides, 15/01/2013)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network