AMERICA/MÉXICO - Llamamiento de la diócesis de Zamora por el sacerdote desaparecido desde el 27 de diciembre

viernes, 11 enero 2013

Zamora (Agencia Fides) – La diócesis mexicana de Zamora ha enviado a Fides un llamamiento a orar por el padre Santiago, del cual no sabemos nada. El Padre Santiago Álvarez Figueroa, de 27 Años, el día 27 de diciembre fue a celebrar una misa en Jacona, cerca de Jiquilpan. Después de la celebración había llamado por teléfono a casa para avisar a los padres que llegaría casa enseguida, pero nunca llegó. La policía ha barrido la ruta realizada por el coche del sacerdote, descartando la posibilidad de un accidente.
Se lee en el comunicado de la diócesis: “Las autoridades a quienes compete la investigación han estado realizando su labor a partir del 29 de diciembre, fecha en la que se presentó la denuncia en la Subprocuraduría Regional de Justicia de Zamora; pero hasta hoy todo ha sido infructuoso: no se sabe nada. ¡Cuántas familias como la del Padre Santiago han sufrido situaciones semejantes; cuánto dolor han experimentado y cuántas lágrimas han derramado sin encontrar respuestas satisfactorias!. A quienes son responsables de la desaparición del Padre Santiago les pedimos: ¡Por amor de Dios devuelvan sano un hijo a su madre; un hermano a sus hermanos; un sacerdote a la comunidad; un promotor vocacional a los adolescentes y jóvenes!”
El Padre Santiago, sacerdote de la diócesis de Zamora, Recibió la ordenación sacerdotal apenas el 16 de diciembre de 2011. Es uno de los tres Sacerdotes que se dedican a la promoción de las vocaciones sacerdotales en las familias y en los ambientes juveniles y de adolescentes.
Zamora, Michoacán está situada en una zona muy involucrado en el conflicto entre los “carteles” en México. Precisamente Jacona está en la frontera entre Michoacán y Jalisco, donde el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) se discute el poder con Los Caballeros Templarios. Este conflicto ha causado la muerte de muchas personas involucradas en las pandillas, pero también de muchas personas inocentes, así como centenares de “desapariciones” que ni siquiera la policía es capaz de definir el número. (CE) (Agencia Fides, 11/01/2013)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network