http://www.fides.org

Asia

2012-12-21

ASIA/JORDANIA - Inminente apertura del segundo campo de refugiados sirios; para el director de Cáritas Jordania “en 2013 podría ocurrir un éxodo masivo”

Amman (Agencia Fides) – En los próximos días se abrirá el segundo campamento de la ONU destinado a los refugiados que huyen a Jordania desde Siria. Lo confirma a la Agencia Fides el director de Cáritas Jordania, Wael Suleiman. La nueva instalación está ubicada a veinte kilómetros de Zarqa, tiene capacidad para 45 mil personas y la prioridad en la recepción sera para las mujeres y los niños.
“El campo de Zarqa”, dice Suleiman “ayudará a aliviar la situación que ha surgido en el campo de Zaatari, que se encuentra en el desierto, donde el frío y las condiciones promiscuas empeoran de día en día, con la propagación de enfermedades que afectan principalmente a los niños y los ancianos” . En el nuevo campo, Cáritas también realizará actividades de atención y programas de educación especial para niños.
El número de refugiados sirios en Jordania se acerca rápidamente a la línea de los 300 mil. Cada día, cruzan las fronteras con el Reino Hachemita unos 500 mil fugitivos. Y según Suleiman y otros operadores, lo peor está por venir: “La situación en Siria empeora, y el conflicto pronto puede involucrar masivamente el área densamente poblada de Damasco y sus alrededores. A principios de 2013 podría entrar en erupción un éxodo masivo de esas áreas. Y la frontera con Jordania es la más fácil de alcanzar para los que quieren escapar”.
El director de Caritas Jordania registra un indicio sintomático en este sentido: las Naciones Unidas hasta ahora financiaban los proyectos de asistencia con vencimientos trimestrales en su mayoría. Ahora, los préstamos se calculan sobre un período más largo, de seis meses a un año. “Todo el mundo sabe que los refugiados no podrán regresar pronto a su país, ni aun cuando la guerra termine. Siria está destruida, y reconstruir las condiciones de una posible coexistencia llevará años. Tal vez décadas”.
Suleiman confirma que en Jordania también existe el fenómeno de los árabes ricos provenientes de los países del Golfo para reclutar “niñas novias” entre las filas de los refugiados sirios. Sin embargo, señala que para la cultura imperante en amplios sectores de la población, esta práctica se percibe como una forma de caridad: “hace algún tiempo”, dice el director de Cáritas “se ha celebrado una boda en el campo de Zaatari. La novia era una chica de unos quince años. Y todo el mundo estaba contento. El rico desconocido que se casaba con ella era considerado por todos como un benefactor”.
Entre los refugiados sirios, algunos de fe cristiana han encontrado trabajo en las instalaciones operativas de Cáritas Jordania. “Para ellos, se acerca una Navidad que muchos vivirán con el corazón roto”, señala Suleiman. “Ayer”, añade el director de Cáritas Jordania, “uno de ellos me dijo: con el trabajo que hago con ustedes, me encuentro ayudando a algunos de los que apoyaron a los rebeldes. Yo estaba en contra de los rebeldes. Por ellos me he visto obligado a huir y la vida de toda mi familia esta devastada por el sufrimiento y las penurias. Pero al hacerlo, siento que realmente vivimos la época navideña. Ayudando a los que debería considerar como enemigos”. (GV) (Agencia Fides 21/12/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network