http://www.fides.org

America

2012-12-20

AMERICA/CANADA - “En el Año que termina el pueblo canadiense ha recibido tres dones” afirman los Obispos

Edmonton (Agencia Fides) – El Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización, la canonización de Kateri Tekakwitha, la primera santa indígena de América y el Año de la fe, estos son los tres dones preciosos recibidos por la Iglesia en el año que llega a su fin. Los Obispos canadienses lo afirman en su mensaje de Navidad, centrado en el tema de la fe y de la nueva evangelización. “Precisamente el Sínodo de octubre -, subraya el mensaje firmado por el Presidente de la Conferencia Episcopal Monseñor Richard W. Smith, Arzobispo de Edmonton - nos ha recordado que creer en la Buena Noticia significa aceptar con alegría nuestra dignidad como hijos e hijas del Padre en Cristo” y que “Evangelizar es difundir con la Palabra y el testimonio el don de Dios de la salvación. Y también allanar el camino para la paz y el perdón en la caridad y la justicia”. Pero 2012 ha sido un año especialmente importante para la Iglesia en Canadá por otro acontecimiento: la canonización de su primera santa, Kateri Tekakwitha, que ha ofrecido “la posibilidad privilegiada de aprender más acerca de la gente de esta tierra, de dar gracias al Señor por lo que son y buscar la gracia de la reconciliación”.
Haciéndose eco de las palabras del Santo Padre Benedicto XVI durante la solemne apertura del Año de la Fe el pasado octubre, los Obispos canadienses instan a todos los fieles a redescubrir en los próximos meses, “la alegría de creer” y compartir la esperanza que viene de la fe.
El mensaje concluye con una invitación a acoger con gratitud y a compartir con generosidad los tres grandes dones “del oro precioso de la evangelización, de la mirra perfumada de la reconciliación y del incienso embriagador de la fe”. (CE) (Agencia Fides, 20/12/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network