ASIA/PAKISTAN - Navidad en el Año de la Fe: el “Niño Jesús de Praga” en Pakistán para llevar la esperanza

jueves, 20 diciembre 2012

Faisalabad (Agencia Fides) – El “Niño Jesús de Praga” llega a Pakistán para marcar de forma indeleble la Navidad en el Año de la Fe: lo comunica la Agencia Fides el p. Anastasio Roggero, Carmelita, Rector del Santuario del Niño Jesús de Praga, que ha enviado a Pakistán una estatua del Niño “para llevar un mensaje de paz, de esperanza, de amor a los cristianos que sufren y a todo el pueblo pakistaní”. Según la información recogida por la Agencia Fides, la iniciativa ha nacido gracias al p. Emmanuel Parvez, un sacerdote católico párroco de la Iglesia de San Pablo Apóstol de Pansara, en la diócesis de Faisalbad, Punjab. La estatua del Niño Jesús de Praga se colocará en una nueva capilla dedicada al Niño, en un pueblo donde viven algunas familias cristianas, gente sencilla, en su mayoría agricultores y artesanos de la arcilla. La parroquia de San Pablo y la comunidad local cristiana “esperan con ansia, con alegría y con profunda fe la llegada de la estatua, en vista de las celebraciones navideñas”, dicen fuentes locales de Fides.
La llegada del “Niño Jesús de Praga” a Pakistán será un gran estímulo para la fe de los adultos y en especial de los más pequeños: Su Exc. Mons. Joseph Coutts, Arzobispo de Karachi y Presidente de la Conferencia Episcopal, ha expresado su interés y deseo de difundir la devoción al Niño en el país, especialmente en las escuelas. Es por eso que ha invitado a los Padres Carmelitas a venir a Pakistán para ayudar a poner en práctica esta intención, tal vez a través de la escuela dominical.
En otros países asiáticos como India, Singapur, Indonesia, Tailandia, Malasia, Mongolia, también hay iglesias y capillas que llevan el nombre del Niño Jesús de Praga. El p. Roggero, que viaja alrededor del mundo para difundir la devoción al Niño, en las últimas semanas ha estado en la India, donde ha celebrado una misa en el Santuario del Santo Niño Jesús de Bangalore, con 5.000 fieles que han orado por los cristianos en Pakistán.
La devoción al Niño Jesús en el convento de Praga nació por la fe del padre Giovanni Ludovico de la Asunción, Prior Carmelita en 1628. La pequeña imagen vestida con un manto rojo real, en su cabeza lleva una corona de oro, bendice con la mano derecha, mientras que en la izquierda sostiene el mundo. (PA) (Agencia Fides 20/12/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network