http://www.fides.org

Asia

2012-12-17

ASIA/NEPAL - La situación dramática de los niños desnutridos y de las madres privadas de asistencia médica

Kathmandu (Agencia Fides) – El número de niños que sufren de desnutrición aguda en Nepal ha alcanzado niveles de emergencia, y la situación no ha cambiado a pesar de los 15 años de compromiso, esfuerzo e inversión. Según los expertos del Programa Mundial de Alimentos (PMA), la tasa de prevalencia en 1996 era la misma, y ahora la situación es aún peor debido al aumento de la población. En Nepal, la desnutrición influye en el 60% de las muertes entre los niños.
Mientras que la mayoría de los pequeños desnutridos se encuentran entre las colinas remotas de las regiones del Medio Oeste y del Oeste, consideradas las zonas más pobres a nivel nacional, la situación es peor en las llanuras fértiles del sur que confinan con la India, conocidas como el Terai Occidental. Aquí, más del 15% de los niños sufren de desnutrición aguda debido a los precarios servicios de salud, de la contaminación del agua y de los brotes de enfermedades transmitidas por las aguas durante la temporada de monzones. Por otra parte, el índice de raquitismo, también conocido como la desnutrición crónica, en Nepal se encuentra entre los más altos del mundo, según UNICEF este año el país es el sexto entre todos los que han aportado datos. Entre las principales razones, que son causa de las altas tasas de desnutrición, algunos expertos han indicado las infecciones respiratorias agudas y la diarrea, la principal causa de muerte entre los niños nepaleses con menos de 5 años de edad. La diarrea, de hecho, empobrece a los niños de los alimentos más nutritivos y los hace más vulnerables a las infecciones, que a su vez agravan las condiciones alimentarias.
Con respecto a las infecciones respiratorias, en 2011 el gobierno ha registrado 2 millones y 700 mil casos. de 1 millón y 700 mil casos de diarrea, sólo el 38% de los niños fueron atendidos por un centro de salud. En Nepal, más de 3 millones, de los 30 millones y 400 mil habitantes, no tiene acceso al agua potable, a pesar de que el país cuenta con abundantes recursos de agua dulce. Unas 19 millones de personas carecen de acceso a los servicios sanitarios adecuados como fuentes públicas, pozos o manantiales seguros.
También hay muchas madres de niños desnutridos que no tienen atención médica adecuada, antes y después del nacimiento. Según el Demographic Health Service, el 88% de las madres que viven en la ciudad recibe atención prenatal de profesionales con experiencia, mientras que de las que viven en zonas rurales sólo el 55%. Alrededor del 23% de las madres de todo el país da a luz antes de los 18 años de edad. No hay casi inversión en la agricultura en un país donde una cuarta parte de la población vive por debajo del nivel nacional de pobreza, y unos 3 millones y medio de personas tienen problemas para asumir alimentos nutritivos. (AP) (17/12/2012 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network