VATICANO - El Card. Filoni a los sacerdotes, religiosos y religiosas de Gulu: “en vuestra vida, leo la historia de la Iglesia en esta tierra: una historia de gran fe, de amor y sacrificio”

viernes, 14 diciembre 2012

Arua (Agencia Fides) – Esta mañana, 14 de diciembre, el Cardenal Fernando Filoni ha tenido dos reuniones con los sacerdotes, religiosos y religiosas de la provincia eclesiástica de Gulu, en el marco de su visita pastoral por el centenario de la evangelización de la región ugandesa (véase Fides 12/12/2012, 13/12/2012). En la Basílica Menor de Lodonga, el Prefecto del Dicasterio Misionario ha presidido la Santa Misa y más tarde se ha reunido con los sacerdotes, religiosos y religiosas.
“Me complace poder celebrar la Eucaristía con vosotros, que habéis consagrado vuestras vidas al Señor en el sacerdocio y la vida religiosa, sobre todo porque estamos reunidos para celebrar el cien aniversario de la fe católica en esta región, y el Año dedicada a la fe”, ha dicho el Cardenal al inicio de su homilía, recordando la enseñanza de San Juan de la Cruz, del que es la memoria litúrgica.
A los sacerdotes les ha recomendado el recordar siempre que han sido “elegidos de entre el pueblo, consagrados para actuar en relación con Dios, para ofrecer dones y sacrificios por los pecados” y los ha exhortado diciendo: “¡Creer en el poder de vuestro sacerdocio!”. Dirigiéndose a los miembros de las comunidades religiosas, el Cardenal Prefecto, ha dicho entre otras cosas: “cada carisma es una palabra evangélica que el Espíritu Santo recuerda de la memoria de la Iglesia (cf. Jn 14:26). No es casualidad que en la Iglesia exista la vida consagrada”. Por último, la vida de los consagrados y consagradas “debe dar testimonio del encuentro personal con Cristo, que ha nutrido vuestra consagración, y todo el poder transformador de este encuentro”, ha afirmado el Cardenal, quien ha concluido así: “La Iglesia necesita vuestra fidelidad, arraigada y cimentada en Cristo. Gracias por vuestro generoso, total y perpetuo 'sí' a la llamada de Cristo”.
En la reunión después de la Misa, el Prefecto del Dicasterio Misionero se ha dirigido a los sacerdotes, a los religiosos y a las religiosas de la Prefectura Apostólica de Gulu con estas palabras: “vosotros estáis entre los colaboradores más estrechos de los Obispos en su ministerio pastoral. Estáis presentes en todos los ámbitos de la vida de la iglesia, acelerando la venida del reino de Dios - el Reino de justicia, amor y paz - a través de vuestras oraciones y vuestro trabajo. En vuestras vidas, leo la historia de la Iglesia en esta tierra: una historia de gran fe, de amor y sacrificio. Reconozco la contribución de los sacerdotes y de los misioneros religiosos, que han ayudado a fortalecer la comunidad católica aquí. Su compromiso con la causa del Evangelio, a menudo pasa de lo extraordinario a lo heroico, y a algunos les ha costado la vida misma”.
El Card. Filoni a continuación, ha dirigido algunas exhortaciones a los presentes. A los sacerdotes ha recordado que “el sacerdocio es un regalo para nosotros, pero en nosotros y a través de nosotros, el sacerdocio es un don para la Iglesia”. Los religiosos y religiosas, “a través de la práctica de los consejos evangélicos se han convertido en un signo profético del reino eterno del Padre”. “Como personas consagradas, cuya vocación implica un trabajo activo al servicio eclesial, debéis hacer todo lo posible para combinar la contemplación con vuestro celo apostólico”.
“Queridos hermanos y hermanas – ha concluido el Cardenal - Os dejo hoy con una palabra de aliento y un mensaje de esperanza. En todo vuestro trabajo y vuestras batallas, en vuestras alegrías y tristezas, hay alguien que camina a vuestro lado en el camino del discipulado: María, la Madre de Jesús, que meditaba todo en su corazón y siempre hizo la voluntad del Padre”. (SL) (Agencia Fides 14/12/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network