http://www.fides.org

Asia

2012-12-04

ASIA/FILIPINAS - “Paz, ¿dónde estás?”: después del acuerdo gobierno-rebeldes en el Sur, es urgente generar confianza

Zamboanga City (Agencia Fides) – Después del “acuerdo marco” firmado entre el gobierno filipino y los rebeldes musulmanes para lograr la paz en el sur de Filipinas, “hay que generar un 'marco de confianza', que ayude a las personas a imaginar lo que se necesita para realizar un acuerdo de paz definitivo y que, sobre todo, ayude a cambiar las relaciones entre cristianos, musulmanes y lumads (indígenas) en Mindanao”: lo dice en una nota enviada a la Agencia Fides, el p. Sebastiano D'Ambra, misionero del PIME, que desde hace más de 30 años vive en las Filipinas, fundador del movimiento de diálogo interreligioso “Silsilah” en Zambonaga, en la isla de Mindanao. El misionero presenta a la Agencia Fides la “Semana de Paz en Mindanao”, que se ha llevado a cabo del 29 de noviembre al 5 de diciembre de 2012, centrada en el tema “¿Paz, ¿dónde estás?”. La Semana involucra a las comunidades, asociaciones cristianas y musulmanas, instituciones, escuelas y universidades en iniciativas, conferencias, marchas por la paz, en diferentes lugares de Mindanao.
El misionero explica a Fides que el camino más importante es el de la reconciliación: “Muchos creen que el acuerdo marco sobre la nueva región de 'Bangsamoro', firmado el 15 de octubre de 2012 entre el gobierno y el Moro Islamic Liberation Front, es una buena oportunidad para llegar a una paz definitiva. De hecho, esto es sólo un «acuerdo marco», que debe llenarse de contenidos.
El esfuerzo de bese es el de decirle a nuestro pueblo que es posible construir la paz en Mindanao si existe una visión común para armonizar las diferencias en las culturas y religiones. Este es el viaje más largo, y es más importante que el acuerdo de paz firmado en papel. Urge un camino de purificación de los corazones, las mentes y la memoria. Se trata de un proceso de reconciliación, de amistad y de amor”.
El padre D'Ambra conoce las dificultades y obstáculos en este camino: “Muchos no están dispuestos a utilizar el término 'Moro'; otros creen que algunas minorías ahora tienen más derechos que la mayoría. Nuevas ideas religiosas radicales están entrando en Mindanao para alimentar divisiones entre musulmanes y cristianos”.
La isla está “enferma de tumores” como “el sistema de la división feudal en clanes, la cultura de la proliferación de las armas o el negocio de los secuestros”. En esta situación, concluye el misionero, es bueno centrar la reflexión sobre el que somos “todos parte de la misma familia humana” y reiniciar un esfuerzo conjunto para construir un futuro de paz. (PA) (Agencia Fides 4/12/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network