ASIA/HONG KONG - Carta Pastoral del Cardenal John Tong: en Sínodo da un nuevo impulso para vivir el Año de la Fe

sábado, 1 diciembre 2012

Hong Kong (Agencia Fides) – La mejor forma de vivir el Año de la fe son las indicaciones del Santo Padre Benedicto XVI expresadas en su Carta Apostólica Porta fidei, los documentos de la Santa Sede, del Sínodo de los Obispos, del Concilio Vaticano II, del Catecismo de la Iglesia Católica, junto con la Sagrada Escritura, la oración, los sacramentos, la profundización de la fe, el testimonio. Lo ha remarcado el Cardenal John Tong Hon, Obispo de Hong Kong, en su Carta Pastoral por el Año de la Fe, firmada el primer domingo de Adviento, 2 de diciembre. En Hong Kong, de hecho, el Año de la Fe se iniciará el 16 de diciembre, cuando concluirá el Año diocesano de los laicos.
Según cuanto informa Kung Kao Po, el semanario de la diócesis de Hong Kong, en el inicio de la Carta el Cardenal Tong comparte algunas reflexiones expresadas ​​en tres “por qué” sobre el reciente Sínodo de los Obispos sobre la Nueva Evangelización, en donde el Cardenal fue uno de los tres Presidentes delegados. Según el cardenal Tong el Sínodo ha sido “maravilloso, difícil y posible”. Maravilloso porque “se ha manifestado con fuerza y profundamente, el espíritu de unidad, santidad y catolicidad de la Iglesia en todos los Padres sinodales”. Refiriéndose a la situación en Hong Kong, el Cardenal Tong escribe que también después de 1997 “gozamos todavía de plena libertad religiosa como antes. A través de 51 parroquias, 244 colegios católicos y una gran variedad de servicios sociales, especialmente a través de Cáritas, hemos promovido la evangelización. Aún más maravilloso es el hecho de que tenemos más de 1.000 catequistas voluntarios y hemos celebrado 3.500 bautismos de adultos durante la Pascua”.
“¿Por qué es tan difícil?” Es la segunda pregunta que se plantea el Cardenal, que responde: “La mayoría de los Obispos son conscientes de que nos encontramos ante el difícil reto de la secularización, el materialismo y la indiferencia”. Hong Kong, a pesar de que en la actualidad cuenta con 300 sacerdotes, 500 religiosas, 100 entre diáconos permanentes, religiosos y seminaristas, con una edad media de 60 años, sufre de la falta de nuevas vocaciones, ya que cuenta con tan sólo 10 seminaristas. Por último, “¿Por qué es posible?”. “Porque con el espíritu de honestidad, de apertura y de comunión, todos hemos dado una contribución al Sínodo con nuestra experiencia y sugerencias”.
Para vivir de manera concreta el Año de la fe, el Obispo de Hong Kong ofrece algunos consejos: dejarse transformar por Cristo; mejorar la vida espiritual y vivir una continua conversión y transformación; pedir la ayuda de Dios a través de la oración; estar unidos entre hermanos y hermanas; utilizar la tecnología moderna para la Nueva Evangelización; imitar la humildad de Cristo; dar testimonio de nuestra fe. (NZ) (Agencia Fides 2012/12/01)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network