VATICANO - El Papa: “A través de este Consistorio, deseo destacar de manera particular que la Iglesia es la Iglesia de todos los pueblos, y por tanto se expresa en las diversas culturas de los distintos continentes”

lunes, 26 noviembre 2012

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) – El Colegio Cardenalicio “muestra una variedad de rostros, en cuanto expresa el rostro de la Iglesia universal. A través de este Consistorio, deseo destacar de manera particular que la Iglesia es la Iglesia de todos los pueblos, y por tanto se expresa en las diversas culturas de los distintos continentes. Es la Iglesia de Pentecostés, que en la polifonía de las voces eleva un canto único y armonioso al Dios vivo” Se trata de un pasaje de la homilía pronunciada por el Santo Padre Benedicto XVI durante el Consistorio Ordinario Público para la creación de 6 nuevos Cardenales, celebrado durante la mañana del sábado 24 de noviembre en la Basílica Vaticana. Los Nuevos purpurados son Mons. James Michael Harvey, Arcipreste de la Basílica papal de San Pablo extramuros; Su Beatitud Béchara Boutros Raï, o.m.m., patriarca de Antioquía de los maronitas (Líbano); Su Beatitud Baselios Cleemis Thottunkal, arzobispo mayor de Trivandrum de los siro-malankares (India); Monseñor John Olorunfemi Onaiyekan, arzobispo de Abuja (Nigeria); Monseñor Rubén Salazar Gómez, arzobispo de Bogotá (Colombia); Monseñor Luis Antonio Tagle, arzobispo de Manila (Filipinas).
Deteniéndose sobre la catolicidad de la Iglesia, “católica porque Cristo abraza en su misión de salvación a toda la humanidad”, el Papa entre otras cosas ha subrayado: “la misión universal de la Iglesia no sube desde abajo, sino que desciende de lo alto, del Espíritu Santo, y está orientada desde el primer instante a expresarse en toda cultura para formar así el único Pueblo de Dios. No es tanto una comunidad local que crece y se expande lentamente, sino que es como levadura destinada a lo universal, a la totalidad, y que lleva en sí misma la universalidad”.
El domingo 25 de noviembre, Solemnidad de Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo, el Santo Padre Benedicto XVI ha presidido en la Basílica Vaticana la Concelebración eucarística con los 6 nuevos Cardenales, y en la homilía, comentando las lecturas del día, ha subrayado que “Jesús no tiene ninguna ambición política... Jesús habla de rey, de reino, pero no se refiere al dominio, sino a la verdad… Jesús ha venido para revelar y traer una nueva realeza, la de Dios; ha venido para dar testimonio de la verdad de un Dios que es amor y que quiere establecer un reino de justicia, de amor y de paz”. Después dirigiéndose a los nuevos Cardenales les ha recordado que a ellos “se ha confiado esta ardua responsabilidad: dar testimonio del reino de Dios, de la verdad. Esto significa resaltar siempre la prioridad de Dios y su voluntad frente a los intereses del mundo y sus potencias”.
Antes de rezar el Ángelus, el Santo Padre ha vuelto a recordar el significado de la solemnidad de Cristo Rey: “Toda la misión de Jesús y el contenido de su mensaje consiste en la proclamación del Reino de Dios, de instaurarlo en medio de los hombres con signos y prodigios… Este Reino de Cristo fue confiado a la Iglesia, que es 'semilla' y 'principio' y tiene la tarea de anunciarlo y proclamarlo a todas las gentes, con el poder del Espíritu Santo”. Después el Papa ha continuado: “todos estamos llamados a prolongar la obra salvífica de Dios, convirtiéndonos al Evangelio, poniéndonos con decisión detrás de aquel Rey que no vino para ser servido sino para servir, y para dar testimonio de la verdad”. Por último ha invitado a todos a rezar por los seis nuevos Cardenales “para que el Espíritu Santo les fortalezca en la fe y en la caridad y les colme de sus dones, de forma que vivan su nueva responsabilidad como un ulterior compromiso con Cristo y con su Reino. Estos nuevos miembros del Colegio Cardenalicio representan la dimensión universal de la Iglesia: son pastores de las Iglesias en el Líbano, en la India, en Nigeria, en Colombia, y en las Filipinas, y uno de ellos ha estado durante mucho tiempo al servicio de la Santa Sede. Invocamos la protección de la Santísima Virgen sobre cada uno de ellos y los fieles confiados a su servicio”. (SL) (Agencia Fides 26/11/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network