AFRICA/CONGO RD - El conflicto olvidado en Masisi: La denuncia del Jesuit Refugee Service

viernes, 16 noviembre 2012

Kinshasa (Agencia Fides) - En los últimos seis meses, las fuerzas de la MONUSCO (Misión de Naciones Unidas en el Congo) han apoyado al ejército congoleño contra el Movimiento 23 de marzo (M23) en el distrito de Rutshuru, en Kivu Norte (al este de la República Democrática del Congo). “Pero al hacerlo, - dice una nota enviada a la Agencia Fides por el Servicio Jesuita de Refugiados (JRS) - el ejército y la MONUSCO han dejado varias zonas del vecino distrito de Masisi sin protección, dejando total libertad de movimiento a los grupos rebeldes, algunos de los cuales están aliados oficialmente al M23”.
En los últimos 6 meses, más de 320.000 personas se han visto desplazadas de Kivu del Norte. “Aunque la mayoría de los desplazados son el resultado del conflicto entre el gobierno y el M23 en el distrito de Rutshuru, muchos otros se han visto obligados a huir a causa de la violencia en Masisi”, afirma el comunicado.
“Este hecho - afirma un miembro del JRS que trabaja en Masisi - ha provocado una falta injustificada de protección para la población del distrito de Masisi. Aunque evidentemente es necesario que los civiles atacados por el M23 sean protegidos, esto no debería hacerse a costa de vidas inocentes, especialmente mujeres y niños, de otras áreas de la región. La población se siente abandonada por la MONUSCO que no ha logrado cumplir con su cometido”.
El JRS hace hincapié en que sus equipos a pie de campo tienen pruebas directas de las consecuencias de los enfrentamientos en la región. “Además de las víctimas, la violencia deja a las personas más vulnerables, mujeres, niños, ancianos, enfermos y discapacitados, sin la ayuda de las organizaciones humanitarias ni de otros miembros de sus comunidades”. (L.M.) (Agencia Fides 16/11/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network