ASIA/SIRIA - El Nuncio Apostólico Zenari: que la unificación de la oposición favorezca una solución política del conflicto

miércoles, 14 noviembre 2012

Damasco (Agencia Fides) - La unificación de las distintas facciones de la oposición al régimen de Assad puede ser una “señal positiva”, a condición de que esto pueda “servir mejor a la causa de buscar una solución política al conflicto”. De esta forma el Arzobispo Mario Zenari, Nuncio Apostólico en Siria, explica a la Agencia Fides los criterios que inspiran su juicio sobre la unificación de una gran parte de los grupos anti-Assad, sancionada en la cumbre organizada recientemente en Doha, Qatar, con la implicación evidente de algunos protagonistas geo-políticos occidentales.
La unificación de muchas siglas de la oposición siria en la “Coalición Nacional de poderes sirios de la Revolución y de oposición” (Cns) ha encontrado el reconocimiento inmediato de la Liga Árabe y la apertura de crédito de Francia y los Estados Unidos (aunque hasta ahora no han respondido a las solicitudes de reconocer un “gobierno sirio en exilio”). Mientras que los opositores históricos del régimen de Assad más favorable a buscar maneras de salir del conflicto de forma diplomática-política han calificado esta unión como un “teatro promocional”, creado en Qatar, sin perspectivas políticas reales y en plenamente en la línea de una solución militar.
El Nuncio Zenari reconoce que “el tema es complejo y enredado” y que “se necesita tiempo para ver en qué dirección irá la nueva coalición”. Según el representante papal, “el hecho de que muchos se encuentran unidos para hablar con una voz única puede ayudar: con la dispersión de antes ni siquiera se podía comprender el peso real de la representación de los distintos grupos. La esperanza es que la nueva coalición actúe como interlocutora en la mesa de negociaciones para encontrar soluciones de compromiso”.
En realidad, en sus primeras declaraciones, el portavoz de la Coalición ha pedido a la comunidad internacional legitimación diplomática y armas para hacer más eficaz la acción militar contra el ejército leal, dando la impresión de rechazar la perspectiva de las negociaciones. Entre ellos se encuentra también el cristiano George Sabra, conocido por su oposición al régimen que practicaba en grupos minoritarios de la militancia comunista. Su elección como nuevo líder del Consejo Nacional Sirio - uno de los símbolos que se oponen al régimen – ha sido puesta de relieve en los medios occidentales como un intento de disipar las sospechas sobre el contagio islámico de la revuelta.
El Arzobispo Zenari recuerda que Sabra fue invitado a Roma en septiembre por el Sr. Pier Ferdinando Casini para participar en la Internacional Democrática de Centro, y cree que con su ascenso a la dirección del Consejo Nacional Sirio, la oposición ha querido dar muestra de tener presentes a “todos los miembros del mosaico étnico y religioso de Siria”. Con respecto a las solicitudes para aumentar el flujo de armas, el Nuncio Apostólico señala que esta línea se propone “como la antífona para muchos grupos de la oposición siria, y es diferente de la perspectiva del diálogo, del compromiso y de la reconciliación, que han pedido muchas veces en Siria muchos líderes cristianos”. (GV) (Agencia Fides 14/11/2012).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network