AFRICA/NIGERIA - Daños a la agricultura, las barcas para rescatar a las personas en los techos de las casas: testimonios de las zonas inundadas

lunes, 12 noviembre 2012

Abuja (Agencia Fides) - “La población nunca ha visto una inundación como esta”, dice en una nota enviada a la Agencia Fides el Hermano Damian Krzystof, misionero polaco, que trabaja en el Vicariato Apostólico de Bomadi en el estado del Delta, al sur de Nigeria, uno de los más afectados por las recientes inundaciones que han devastado varios países de África Occidental.
“El río Níger, el más grande de Nigeria, se ha salido de sus diques después de la apertura de las presas, dejando bajo el agua casas, granjas y carreteras” escribe el misionero. “Las autoridades han decidido abrir las compuertas de la presa después de que el nivel del agua de los embalses se elevase peligrosamente debido a las fuertes lluvias”. La controversia ha surgido porque las autoridades no informaron a las comunidades agrícolas del valle que estaban a punto de liberar las aguas de la presa, imposibilitando la adopción de medidas preventivas.
Entre los estados de la federación más afectados está el de Kogi (centro de Nigeria), donde botes de los equipos de rescate están trabajando sin cesar para rescatar a las personas que han encontrado un refugio precario en las azoteas de las casas. En Kogi, en cuyo territorio se encuentran los dos ríos más importantes del país, el Níger y el Benue, un tercio de las 21 comunidades locales están sumergidas por el agua.
Los daños en el sector agrícola, que representa el 40% del Producto Interno Bruto de Nigeria y emplea al 60% de la fuerza laboral del país, son considerables. Por lo menos 150.000 hectáreas de tierras de cultivo están inundadas y muchas cabezas de ganado se han perdido. Afortunadamente, antes de las inundaciones, los agricultores habían terminado la cosecha de arroz, maíz, mijo y sorgo, pero la cosecha de cacao corre peligro. (L.M.) (Agencia Fides 12/11/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network