AFRICA/MALI - Inician las negociaciones y preparativos militares en vista de la reconquista del norte

jueves, 8 noviembre 2012

Bamako (Agencia Fides) - “Las reuniones que tienen lugar en Ouagadougou y Bamako tienen como objetivo convencer a una parte de los grupos que controlan el norte de Mali a renunciar a la lucha armada”, dice a la Agencia Fides don Edmond Dembele, Secretario de la Conferencia Episcopal de Malí. “Estamos hablando de forma particular del MNLA (Movimiento Nacional para la Independencia del Azawad) y de Ansar al-Dine. En la capital de Burkina Faso, Ouagadougou, en los últimos días se han realizado diversas reuniones con los representantes de los dos grupos para convencerlos a que renuncien a la lucha armada y a toda forma de terrorismo. Ansar al Dine parece haber renunciado a la violencia y las negociaciones prosiguen para alcanzar un acuerdo final”, dice don Dembele.
“Aquí en Bamako se han realizado reuniones de expertos militares de Mali, de la CEDEAO, de la Unión Africana y de algunos países europeos para preparar la ofensiva contra el grupo AQMI (Al Qaeda en el Magreb Islámico) y otros movimientos que no están dispuestos a deponer las armas. Los planes militares han sido aprobados por el Jefe de Estado Mayor de la fuerza de la CEDEAO”.
“Así que por un lado se hacen progresos en las negociaciones con los grupos armados del norte abiertos al diálogo, por otro se están preparando activamente las operaciones militares para recuperar el norte”, dice el sacerdote. Según los rumores que circulan, publicados por la prensa, la ofensiva militar debería comenzar en enero.
“Por desgracia, cuanto más tiempo pasa más se olvida a las personas desplazadas del norte”, dice don Dembele al describir la situación humanitaria. “Los que fueron acogidos en las escuelas de aquí, en el sur, han tenido que buscarse un nuevo alojamiento, porque ya ha comenzado el nuevo año escolar. La temporada de lluvias que ha terminado en octubre ha provocado el aumento de la propagación de enfermedades infecciosas, como el cólera y la malaria. Y seguimos con el problema de como alimentar a esta masa de personas. La ofensiva militar que probablemente se realizará en el norte dará lugar a una nueva ola de desplazados y refugiados”, añade don Dembele.
La situación en las zonas controladas por los rebeldes sigue siendo precaria, y pone en peligro no sólo la vida de los civiles, sino también la identidad cultural de Malí debido a la destrucción de importantes monumentos históricos que pertenecen a la nación. “La destrucción del monumento a la independencia en Tomboctou ha provocado una ola de indignación en todo Malí. Quienes cometieron este acto han demostrado una voluntad de destruirlo todo, no sólo los valores del Estado, sino también los valores culturales de la nación”, concluye don Dembele. (L.M.) (Agencia Fides 8/11/2012


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network