VATICANO - El Card. Filoni se reúne con los jóvenes de Owerri: “Aceptemos a Jesús como nuestro compañero en el camino de nuestra vida, en la escuela, en casa, en la calle”

miércoles, 7 noviembre 2012

Owerri (Agencia Fides) – “Con gran alegría comienzo mi visita pastoral aquí en Owerri encontrándome con vosotros, queridos y amados jóvenes, que sois la esperanza de la Iglesia, los últimos herederos de la evangelización de aquellos que, hace cien años, dieron sus vidas al Señor para proclamar el Evangelio en esta tierra bendecida”: con estas palabras el Cardenal Fernando Filoni, Prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, ha comenzado su homilía durante la misa con los jóvenes que ha presidido esta mañana, 7 de noviembre, en Owerri, al inicio de su visita pastoral a la Provincia Eclesiástica de Nigeria, para clausurar las celebraciones por el centenario de la evangelización. (véase Fides 05/11/2012; 06/11/2012).
Después de comentar el Evangelio de la oración de Jesús al Padre (Mt 11,25-30), proclamado en la liturgia del día, el Cardenal Filoni ha invitado a los jóvenes a reflexionar sobre que significado pueden tener estas palabras para ellos hoy. “Cada vez que nos sentimos llenos de admiración por todas las cosas buenas que Dios ha creado, somos los niños de los que Jesús habla” ha dicho el Cardenal.
“Cada vez que en nuestras vidas nos damos cuenta de que necesitamos a Dios y que nuestra vida está vacía sin su presencia, ¡entonces somos los pequeños, por los cuales Jesús se alegra! Aceptemos a Jesús como nuestro compañero en el camino de nuestra vida, en la escuela, en casa, en la calle...”. Otro punto destacado por el Cardenal se refiere a la vida de oración: “es importante que aprendamos a orar como Jesús ora... nos enseña que cuando oramos a nuestro Padre Celestial debemos darle gracias y luego terminar nuestra oración orando no sólo por nuestras necesidades, sino también por las necesidades de las personas que están cerca de nosotros, para que podamos llegar a ser un don para los demás”.
“Las palabras con las que Jesús concluye su oración - 'Venid a mí todos los que estáis cansados y oprimidos, y yo os aliviaré' - se dirigen a la multitud, pero también a nosotros”, continua el Cardenal, instando a los jóvenes a invitar al Señor Jesús “a venir y quedarse con nosotros”. Al final como conclusión ha dicho: “¡Es maravilloso saber que siempre, repito siempre, en todas las situaciones de nuestra vida, podemos recurrir a Jesús, podemos dirigirnos a Él, sabiendo que nunca nos abandonará!. (SL) (Agencia Fides 07/11/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network