http://www.fides.org

Asia

2012-11-06

ASIA/MALASIA - Los líderes religiosos “no” a los hudud: “no instrumentalizar la religión por fines políticos”

Kuala Lampur (Agencia Fides) – “Nuestra posición es clara: queremos mantener el status quo y apoyar la actual Constitución, que garantiza a las minorías y no hace de Malasia un estado islámico. Nos oponemos a los cambios que introducen las restricciones de la ley islámica como las ordenanzas hudud”: con estas palabras, pronunciadas en una entrevista con la Agencia Fides, el reverendo Thomas Philips, el pastor protestante y Presidente del Malaysian Consultative Council of Buddhism, Christianity, Hinduism, Sikhism and Taoism” expresa la posición compartida por los líderes religiosos no musulmanes en Malasia.
Algunos grupos y líderes islámicos, parlamentarios e incluso miembros dell'UMNO, el partido en el poder, han comenzado a pedir, en los foros públicos y a través de los medios de comunicación, la introducción de las ordenanzas hudud ley en Malasia. Los "hudud" son castigos impuestos por la ley islámica, como la amputación de manos o la lapidación de las mujeres. Según estas ordenanzas, la ley coránica se debe imponer también a los no musulmanes: esto, según los líderes religiosos, sería “inconstitucional”.
La propuesta ha suscitado reacciones negativas de todas las minorías religiosas no islámicas. El líder hindú Mogan Shan ha señalado que “los no musulmanes ya están penalizados por la legislación vigente, en especial cuando se trata de matrimonios mixtos”, ya que el cónyuge que no es musulmán debe convertirse al Islam. Los líderes religiosos señalan que en Malasia ya existe un “doble sistema” legal: para resolver conflictos legales hay tribunales civiles, pero también tribunales islámicos, que aplican la sharia, reservado para los musulmanes. Esta doble vía crea malentendidos y problemas, en la actualidad ya existen alrededor de mil casos de “conflictos de competencia”.
El Rev. Philips explica a Fides: “Creo que proponer a la opinión pública y en el debate político la introducción de los hudud es una acción que mira a ganar electores: dadas las inminentes elecciones, algunos líderes quieren ganar consenso, tocando temas religiosos. Pedimos a todos que no se instrumentalice la religión con fines políticos. La campaña electoral se debe fundar sobre los problemas reales de la gente y no aprovechando temas relacionados con la religión”. (PA) (Agencia Fides 6/11/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network