ASIA/SIRIA - La comunidad cristiana pide la liberación de un canta-autor armenio y de otras siete personas secuestradas

martes, 6 noviembre 2012

Aleppo (Agencia Fides) – Sam Ghannoum es un joven cantautor cristiano armenio de 28 años. Viene de una familia que vive en un suburbio de Aleppo. Es conocido en la comunidad por sus composiciones sonoras de melodías clásicas orientales, dulces y envolventes, y por canciones que presentan el mensaje cristiano de amor y paz. Sam es también uno de los jóvenes sirios que, en los últimos meses, en su página de Facebook, ha criticado al gobierno y declarado cercano a los ideales originarios de la revolución siria: la democracia, la libertad, los derechos humanos. Por esta razón ha comenzado a recibir amenazas e intimidaciones para hacerle detener sus publicaciones. Hace unos veinte días, el 15 de octubre, Sam fue detenido por los servicios secretos sirios y desde entonces no ha habido noticias de él. Su familia, como informa un mensaje enviado a la Agencia Fides por el grupo “Syrian Non-Violence Movement”, está llena de pena, teme por su vida, reafirma “la buena fe y la pureza de los ideales de Sam” y pide su inmediata liberación. Según fuentes locales, Sam podría estar detenido por la “Air Force Intelligence” en Alepo.
“Soy un cantante de 28 años y amo la música”, así se presenta Sam a sus oyentes. “La música es un medio poderoso para tocar los corazones y evangelizar”, dice una fuente de Fides en Aleppo. Entre las últimas palabras poéticas que ha escrito Sam se encuentran estas: “Se me niega la libertad, se me prohíbe pensar, pero las ideas y las palabras no tienen miedo de la muerte. Ahora me quedan solo lágrimas de tristeza, mi corazón ha sido asesinado”. La comunidad armenia de Alepo pide, espera y reza por la liberación de Sam, para que puede volver a escribir canciones y difundir el mensaje de amor de Cristo a través de la música.
Otros siete cristianos armenios fueron secuestrados hace unos días mientras se encontraban en un autobús que viajaba desde Alepo a Beirut. Según fuentes locales de Fides, el secuestro es obra de grupos armados no identificados que operan en al interno de las fuerzas que se oponen al régimen. Se espera la petición de un rescate, según una práctica que parece haberse consolidado en el terreno de lucha. “Quienes sufren las consecuencias más graves del conflicto son los civiles inocentes”, dice nuestra fuente. (PA) (Agencia Fides 6/11/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network