ASIA/TIERRA SANTA - Los Obispos católicos en Tierra Santa: ningún ok vaticano al muro de separación en el valle de Cremisan

miércoles, 24 octubre 2012

Jerusalén (Agencia Fides) - La Asamblea de los Ordinarios Católicos de Tierra Santa condena enérgicamente el proyecto del muro de separación que las autoridades israelíes quieren construir en el valle de Cremisan, entre Belén y Jerusalén, y niega categóricamente cualquier insinuación de “luz verde” del Vaticano para la realización de las obras, considerada ilegal incluso según los estándares del derecho internacional.
En un comunicado enviado a la Agencia Fides, firmado por todos los miembros de la Asamblea episcopal, los Obispos católicos de Tierra Santa recuerdan que quienes pagarán el precio de la iniciativa serán todas las poblaciones de la zona de Belén, y en particular de la aldea de Walaja, 58 familias cristianas de Beit Jala y dos comunidades religiosas presentes en la zona. “La comunidad local” destacan los Obispos católicos “perderá una de las últimas zonas agrícolas y recreativas y una fuente esencial de recursos hídricos para los agricultores”.
El valle de Cremisan es el “pulmón verde” principal para la población que vive en la zona de Belén. Si el proyecto se llevará a cabo, los 400 niños que asisten a la escuela de las Hijas de María Auxiliadora pasarán su infancia en una especie de prisión al aire libre, rodeada de barreras y puestos de control.
Los Ordinarios Católicos niegan la existencia de cualquier tipo de acuerdo - explícito o implícito - entre el Vaticano, la Iglesia local y las autoridades israelíes en relación con la construcción del muro, negando los rumores que están circulando en los últimos días. La declaración de los Obispos también hace referencia a un pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia que en julio de 2004 estableció la ilegalidad del muro de separación. En este sentido, la Asamblea de los Obispos Católicos de Tierra Santa confirma que ha dado instrucciones a la organización católica de Derechos Humanos Saint Yves Society de presentar una denuncia contra las autoridades militares israelíes, con la intención de utilizar los medios legales para detener la ejecución del proyecto. (GV) (24/10/2012 Agencia Fides).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network