http://www.fides.org

Asia

2012-10-22

ASIA/LAOS - “Año de la Fe” entre persecuciones: cristianos obligados a convertirse en “animistas”

Savannakhet (Agencia Fides) – Algunos funcionarios civiles laosianos de la provincia de Savannakhet amenazan con destruir las casas de los cristianos en el pueblo de Seekaew, si se niegan a realizar rituales religiosos animistas. Según la información recibida por fuentes locales de la Agencia Fides, las autoridades locales de la provincia pretenden desalentar a los ciudadanos cristianos a profesan su fe y practicar su religión libremente .
Según ha informado a la Agencia Fides la ONG “Human Rights Watch for Lao Religious Freedom” (HRWLRF), más de 50 fieles cristianos (de 13 familias) de la aldea de Seekaew han sido ardientemente invitadas por los ancianos del pueblo a someterse a los rituales tradicionales animistas y a beber “agua sagrada”, según el ritual de una medium. Al participar en estos rituales, los cristianos serían reconocidos como “animistas” y profesarían las religiones tradicionales. Después de varios intentos, los cristianos se han negado y por lo tanto, según los líderes locales, han perdido su derecho a residir en el pueblo. Pocos días después, las autoridades civiles del Distrito de Pinh, donde se encuentra el pueblo, han amenazado a los cristianos de confiscar y destruir sus casas si no dejan de observar la fe cristiana. Más tarde, sin embargo, el jefe de Asuntos religiosos de la comarca de Pinh ha dicho públicamente en el pueblo que los residentes son libres de elegir su religión, el cristianismo incluido.
También en el pueblo de Allowmai, a poca distancia, algunos representantes de las autoridades locales están tratando de obligar a los cristianos a participar en los ritos animistas tradicionales y abandonar la fe cristiana. Las autoridades policiales han dicho que si los cristianos no abdican de su fe, se prolongará la detención de tres líderes cristianos Bountert, Adang y Onkaew detenidos en las últimas semanas (véase Fides 29/9/2012). Lo mismo vale para Kengsaiyai, otro pueblo en el mismo distrito: a unas 31 familias cristianas (aproximadamente 155 personas) y más de 70 familias no cristianas se les ha pedido realizar un ritual según el antiguo “culto de los espíritus”, bajo pena de perder el derecho a residir en el pueblo.
Fuentes de Fides comentan: “En el Año de la Fe, la pequeña comunidad cristiana en Laos está llamada a resistir con valor y conservar su fe, incluso ante el acoso y la persecución”. En Laos los cristianos son un total de 2,9% de la población (6,5 millones de habitantes), entre ellos el 2% protestantes y el 0,9% católicos. (PA) (Agencia Fides 22/10/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network