VATICANO - Santa Marianne Cope, durante 35 años un signo de esperanza entre los leprosos de Molokai

sábado, 20 octubre 2012

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - Entre los beatos canonizados en la Jornada Misionera Mundial, se encuentra la figura de la religiosa Sor Marianne Cope (1838-1918), que junto con Ascensión Nicol Goñi, fue la primera sierva de Dios en ser beatificada por el Papa Ratzinger, el 14 de mayo de 2005, en San Pedro. Marianne nació el 23 de enero de 1838 en Heppenheim, Alemania. Su familia emigró a Estados Unidos y luego a la ciudad de Utica (Nueva York). El 19 de noviembre de 1862, a los 24 años, ingresó en la Congregación de las Hermanas de la Tercera Orden de San Francisco de Syracuse, donde, debido a sus dotes humanas y espirituales, fue llamada a ocupar puestos importantes. Elegida Madre General en 1877, y confirmada en 1881, durante su mandato recibió la petición de algunas hermanas para ir a atender a los leprosos en la isla de Molokai, Hawaii. El padre Damián de Veuster (1840-1889), quien fue beatificado por el Papa Juan Pablo II, el 4 de junio de 1995 y canonizado por Benedicto XVI el 11 de octubre de 2009, había optado por vivir entre los leprosos de Molokai, pero la situación era tan grave que sintió la necesidad de pedir la presencia de algunas religiosas para cubrir las muchas necesidades. La Madre Marianne respondió a la llamada de inmediato y acompañó personalmente a seis hermanas de su congregación. Para animarlas a llevar a cabo esta difícil misión, en ausencia de alimentos, medicinas y todo tipo de asistencias, la Madre Marianne decidió quedarse en la isla, donde, entre mil dificultades sirvió a los leprosos hasta su muerte, el 9 de agosto de 1918. (SL) (Agencia Fides 20/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network