http://www.fides.org

Africa

2012-10-18

AFRICA/BURKINA FASO - “Es maravilloso ponerse al servicio de los demás”: el testimonio de un misionero camilo, médico de Burkina Faso

Verona (Agencia Fides) - El sacerdote Camilo, el padre Paul Ouedraogo, médico, acaba de terminar su especialización en pediatría en Italia y se está preparando para regresar a Burkina Faso, su país de origen, donde será responsable del centro médico Camilo en Ouagadougou. En una entrevista concedida al padre Danio Mozzi, Camilo de la provincia Lombardía-Véneto, enviada a la Agencia Fides, el P. Paul narra su testimonio de médico y sacerdote.
“Comencé mis estudios en Burkina Faso, pero por desgracia en 1999, debido a los problemas políticos, no pude terminar el primer año de estudio - dice el padre Paul -. Mis superiores me propusieron venir a Europa, así que hice la prueba en Roma para entrar en el hospital Gemelli. Al terminar los seis años de estudio regrese a mi país, donde me pidieron que trabajara en cirugía y pediatría, las prioridades de la comunidad. Tenía experiencia en ambas áreas, pero sentí que podía ser útil al 100%, en pediatría. Justo en ese periodo conocí a un médico de Brescia, Italia, que me propuso hacer la especialización en el Hospital de Brescia, que cooperaba con los Camilos en Burkina. Fui recibido en Italia, en la provincia Camila de Lombardía-Véneto donde he realizado 5 años de especialización. Ahora he terminado, y me alegro de volver a casa para ponerme al servicio de nuestras obras, en mi país o en otro lugar, donde sea necesario”.
En Burkina Faso los Camilos están muy atentos a la salud del niño y de la madre, que son los sectores más débiles de la sociedad de Burkina Faso. “Cuando regrese a Ouagadougou trabajaré con mi comunidad en el centro médico en San Camilo - dice el sacerdote - que se convertirá gradualmente en un hospital. Después de 40 años necesita nuevos servicios y una mayor organización interna. Junto a esta estructura, en el centro médico también se realizan proyectos alimentarios. Se trata de un programa de recuperación nutricional para niños desnutridos, todos los días pasan alrededor de 100 o 120”.
Lanzando un llamamiento especial a los jóvenes, el padre Paul los exhorta: “Los jóvenes que ya están trabajando para servir a los enfermos, como enfermeras, médicos, fisioterapeutas, y que tal vez dentro de sí sienten el deseo de servir al Señor de una manera especial, yo les digo que no tengan miedo de darse al Señor. No tienen que tener miedo porque es bellísimo ponerse al servicio de los demás”.
En su tesis, el Padre Paul ha profundizado sobre la Sickle Cell desease. Es una enfermedad hematológica hereditaria que afecta al 3% de la población de Burkina Faso, en sus formas más graves. “Cada año, 12.000 niños nacen con esta enfermedad, y casi la mitad de ellos no superan los 5 años de vida. EN el San Camilo de Ouagadougou son tratados 1.400 niños con esta enfermedad, por lo que he pensado hacer un hospital de día para pacientes que no saben a dónde ir cuando tienen una crisis. Nuestro centro es el más grande de todo Burkina Faso y es el que ofrece mayor asistencia”, agrega el camilo. (AP/DM) (18/10/2012 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network