ASIA/HONG KONG - La diócesis de Hong Kong celebra la beatificación del padre Allegra, el franciscano que ha llevado la Palabra de Dios en chino a los chinos

miércoles, 17 octubre 2012

Hong Kong (Agencia Fides) – “Debemos aprender de su gran amor por el Señor y de su espíritu de evangelización”: de esta forma, el Cardenal John Tong, Obispo de la diócesis de Hong Kong, ha instado a los fieles durante la Misa de acción de gracias por la beatificación del padre Gabriele Allegra, OFM, quien ha sido beatificado el 29 de septiembre en Acireale, Italia. Según Kong Ko Bao (la versión china del boletín diocesano que dedica un amplio espacio pal evento), más de 800 fieles han asistido a la misa de acción de gracias presidida por el Cardenal Tong antes de partir para Roma para asistir al Sínodo de los Obispos, y concelebrada por unos cincuenta sacerdotes, el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís.
La diócesis y los fieles esperan con trepidación las reliquias del nuevo beato que llegarán el 26 de enero, día de su memoria litúrgica. Los franciscanos, las r4eligiosas y los fieles laicos que han tenido el honor de vivir o trabajar cerca del p. Allegra, han compartido sus experiencias personales dando a conocer una imagen aún más viva de este misionero apasionado de la Palabra de Dios y de la misión de la evangelización con la Palabra de Dios, especialmente entre la población china.
Coincidiendo con la beatificación, celebrada en su pueblo natal, en Italia, más de 350 fieles de Hong Kong han participado en una vigilia de oración en la parroquia de S. Buenaventura el 29 de septiembre, expresando el sincero agradecimiento y gratitud de Hong Kong hacia el p. Allegra.
Mons. Domenico Chan, Vicario diocesano, que ha presidido la oración, ha alentado a los fieles a aprender de p. Allegra “usando su traducción de la Biblia para difundir el Evangelio”.
El p. Gabriele Allegra, nació el 26 de diciembre de 1907 en S. Giovanni La Punta, en provincia de Catania (Italia) fue ordenado sacerdote franciscano en 1930 y enviado a la misión china en 1931. Aun antes de la ordenación, ya albergaba el sueño de traducir la Palabra de Dios a la lengua china, un sueño que realizó en 1968, publicando toda la Biblia en chino. En 1945 fundó en Pekín el Studium Biblicum Franciscanum que hoy se encuentra en Hong Kong. En 1971 también publicó un diccionario Bíblico en chino. Murió en Hong Kong en 1976, y el Cardenal J. B. Wu, entonces Obispo de Hong Kong, en 1984, abrió la fase diocesana de la causa de beatificación. En 1994, sus virtudes heroicas fueron reconocidas y proclamado venerable. El 23 de abril de 2002 fue promulgado el decreto sobre el milagro atribuido a su intercesión. (NZ) (Agencia Fides 2012/10/17)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network