AMERICA/MÉXICO - “ La corrupción está muy extendida en las cárceles”: intervención de la Iglesia sobre la gestión de las prisiones

martes, 16 octubre 2012

Ciudad de México (Agencia Fides) – “La corrupción y la violación de los derechos humanos están muy extendidas en casi todas las cárceles del País. La monstruosa corrupción que impera en estas instituciones nos revela claramente que con el presente sistema y con el personal que lo dirige, jamás se va a inhibir el delito ni será imposible encontrar la salida hacia una auténtica reinserción social de los presos”. Es lo que se lee en el editorial del semanal de la Archidiócesis de México “Desde la Fe”, enviado a la Agencia Fides, donde la Iglesia católica subraya que con la carcelización del sistema penal mexicano, los legisladores han contribuido a que el círculo vicioso “delito-cárcel-contaminación-delito” se encuentre en un callejón sin salida. Por tanto, hoy más que nunca es necesario buscar nuevas formas para la ejecución de las penas a los delitos menores, recurrir a los adelantos tecnológicos en materia carcelaria, profesionalizar y seleccionar el personal penitenciario.
El Sistema Penitenciario de México está colapsado desde hace tiempo. Existen 225 mil presos en unos 500 centros de reclusión y aproximadamente 100 mil en libertad condicional bajo control. Hay que tener en cuenta que se trata de 325 mil familias que viven de una u otra forma, la experiencia de la cárcel, que son señaladas en sus comunidades y que, en muchos casos, se ven excluidas de los programas sociales.
El mensaje de la Archidiócesis es claro: “Todos debemos tener una responsabilidad social, porque todos podemos contribuir a la prevención de la delincuencia y a la construcción de la paz y la no violencia”. Además, el semanario archidiocesano define “inconcebible” lo que sucede: las fugas masivas de presos ante la mirada de los directivos de estos centros y que, en algunos casos, los vehículos utilizados para ese fin se den el lujo de regresar, una y otra vez, al mismo penal para recoger a los fugados. “Aún más absurdo e inaceptable – subraya el editorial - es el hecho de que, después de esto, las autoridades salgan a informar que se está investigando la forma en que sucedieron los hechos” (CE) (Agencia Fides, 16/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network