VATICANO - El mundo misionero en la apertura del Concilio: esperanzas de nuevas energías para las misiones

jueves, 11 octubre 2012

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - La Agencia Fides del 10 de octubre de 1962 comentando la intención misionera, publicó, con el lenguaje proprio de la época, las esperanzas del mundo misionero en la vigilia de la apertura del Concilio. "El Concilio Ecuménico Vaticano II ya es una realidad que presenta una característica particular debido a la presencia de unos 600 Obispos provenientes de los territorios de misión. Es la primera vez en la historia de la Iglesia que tantos Pastores, directamente responsables de la conversión de los infieles, se reúnen en torno al Vicario de Cristo, y en contacto inmediato con los Obispos de la cristiandad a otros territorios que albergan al mayor numero de católicos. En los países que los nuevos Apóstoles representan en el Concilio, viven sólo unos pocos millones de católicos y más de un tercio de la población mundial, que hoy ha superado el hito de tres mil millones de habitantes. África, Asia y Oceanía están a la espera de escuchar la gran voz del Evangelio que lleve en masa a sus gentes a los pies del Divino Redentor. La presencia de los Obispos misioneros en las sesiones conciliares manifiestan a todo el mundo, que es católico desde hace siglos y especialmente a sus Pastores, esta trágica situación, poniendo todo el episcopado en contacto inmediato con los problemas de la Iglesia universal...
Uno de los frutos principales que todos esperan del Concilio es una participación más numerosa de todo el mundo católico en la obra de las misiones. Hasta ahora, la escasez de misioneros ha impedido el poder recoger una cosecha más abundante. Nadie espera soluciones milagrosas, pero si el clero, Obispos y sacerdotes de los países cristianos, fuesen invitados a propagar con mayor celo el espíritu misionero, tal vez las vocaciones serían más numerosas para dar un nuevo impulso a la Iglesia misionera. Si nuestra cristiandad fuese educada en el futuro en un sentido más claramente apostólico, no sólo en las familias, sino también en las diócesis e institutos religiosos, se podría reclutar nuevos heraldos del Evangelio...
Se espera que el Concilio aporte una contribución a la santa causa de las misiones. Según las palabras del Sumo Pontífice, el objetivo primordial e inmediato del Concilio es presentar la Iglesia al mundo en su perenne vigor de vida y de verdad y con su legislación actualizada a las circunstancias presentes. Estos votos se refieren de forma particular a los territorios de misión, donde el clima y el temperamento y los hábitos de las personas son muy diferentes de los otros ambientes cristianos. Por lo tanto es posible estar seguros de que del Concilio se emanarán normas y directrices que permitan una aplicación real y práctica de los principios de adaptación con el fin de presentar la Iglesia sin que sea ajena o parezca separada de esos elementos particulares, con piedad celosa y fiereza comprensible, custodiada por cada pueblo y considerada como un patrimonio privado". (SL) (Agencia Fides 11/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network