AMERICA/BOLIVIA - “La gente tiene grandes cualidades humanas, a pesar de los conflictos y la pobreza extrema”: testimonio del Auxiliar del Vicariato Apostólico de El Beni

miércoles, 10 octubre 2012

Roma (Agencia Fides) – La escasez de sacerdotes y la falta de independencia económica son las realidades que caracterizan el Vicariato Apostólico de El Beni, en Bolivia. “Yo estoy aquí desde hace siete años, primero como párroco y luego como Obispo Auxiliar de Mons. Julio Elias Montoya” dice a Fides Su Exc. Mons. Roberto Bordi Catinari, OFM, Obispo Auxiliar del Vicariato Apostólico de El Beni, al que la Agencia Fides ha entrevistado en Roma.
“Lo primero que debo observar de este Vicariato - dice Mons. Bordi – se refiere a su gente: es muy acogedora, tiene grandes cualidades humanas, a pesar de los conflictos y la pobreza extrema. El territorio es grande, 153.000 km2, con una población de 250.000 habitantes, casi todos indios. Es un área geográfica difícil para las misiones. Primero llegaron las misiones jesuíticas. Después de su expulsión y el paso a los sacerdotes diocesanos llegamos nosotros, los franciscanos. Estamos aquí desde hace casi un siglo, pero somos muy pocos, sólo 20 sacerdotes, 8 diocesanos y 12 franciscanos. Es por eso que todavía somos un Vicariato Apostólico. Hay también 60 religiosas, pero tenemos que darles una ayuda económica”.
Al presentar el trabajo misionero, Mons. Bordi dice: “Un problema grave es la pobreza. La clase media gana poco, y es aún peor para la clase popular. Las sectas religiosas quieren comprar a las personas y se aprovechan de su necesidad. A pesar de todo, el Vicariato Apostólico es capaz de proporcionar servicio sanitario a muchas personas. La Iglesia lleva escuelas, comedores, guarderías, hogares de ancianos e incluso para los agricultores que están más lejos, en las áreas rurales. Tal vez no todo el mundo conoce el trabajo en las misiones: cuando llueve todo se inunda, las carreteras se interrumpen y muchas permanecen cerradas durante varios días, por lo que muchos pueblos se quedan aislados y hay que moverse a lo largo de los ríos. A pesar de todo esto, en estas condiciones continuamos nuestro trabajo con las comunidades”. (CE) (Agencia Fides, 10/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network