ASIA/PAKISTAN - Los líderes religiosos: “Es urgente cambiar la ley sobre la blasfemia y condenar a los que quemaron la iglesia de Mardan”

lunes, 8 octubre 2012

Lahore (Agencia Fides) – “No debe crearse un choque entre civilizaciones, debido al pecado de una sola persona. Si alguien profana el Islam o comete un crimen en Occidente o en los Estados Unidos, ninguno de los cristianos en Pakistán debe verse involucrado o retenido responsable. Todos deben respetar las religiones del mundo”, dicen solemnemente los líderes religiosos cristianos y musulmanes reunidos recientemente en Lahore, en una conferencia organizada por el “Consejo Nacional para el Diálogo Interreligioso”.
En un mensaje enviado a la Agencia Fides, el Padre franciscano Francis Nadeem OFM Cap, Coordinador del Consejo, ha explicado: “cada vez que una persona comete un acto de blasfemia en Occidente o en los Estados Unidos, los cristianos en Pakistán son considerados culpables. Un cristiano paquistaní, sin embargo, no podría siquiera pensar en cometer tales actos”. El religioso recuerda los casos de cristianos acusados ​​de blasfemia: “Son falsos y basados en la conspiración para resolver disputas personales”. De ahí el llamamiento a “mejorar el uso de esta ley”, para evitar abusos. “Si así sucede, todo el mundo deberá pensar antes de actuar y acusar de blasfemia. Es muy importante para evitar situaciones desagradables que afectan a las vidas y propiedades de los cristianos en Pakistán”, añade el p. Nadeem.
Los líderes religiosos presentes en la conferencia (cristianos, musulmanes, hindúes, sijs y parsis) han condenado la quema de la iglesia de San Pablo y de la Biblia y otros libros sagrados en Mardan, exigiendo “el respeto entre musulmanes y cristianos y el respeto de todos los lugares de culto”. Entre los líderes musulmanes que han mostrado su acuerdo con estos puntos, uniéndose al llamamiento común para la armonía, están el mufti Syed Hussain Ashiq, Qari Muhammad Zawar Bahadur, Pir Akhtar Rasool y miembros de diferentes facciones islámicas, como Allama Naeem Badshah (Salafita), Quaid Ahl-e-Hadis y Allama Muhammad Mumtaz Awan (del movimiento Deobandi). Todos los participantes, después condenar enérgicamente el incendio de la iglesia en Mardan, han aprobado por unanimidad una resolución que insta al Gobierno de Pakistán a arrestar a los culpables y castigarlos de acuerdo con las leyes del país. (PA-FN) (Agencia Fides 8/10/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network