AFRICA/EGIPTO - Dos niños coptos arrestados por ultraje al Corán: ¿un “caso Rimsha” en Egipto?

jueves, 4 octubre 2012

El Cairo (Agencia Fides) - La detención de los dos niños coptos ortodoxos acusados ​​de orinar en las páginas del Corán es la última manifestación de un “creciente odio hacia los cristianos egipcios que se expresa de muchas maneras”. Lo explica a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Botros Fahim Awad Hanna, Obispo Auxiliar de Alejandría de los coptos católicos.
El caso que tiene como objeto a dos niños - uno de nueve y otro de diez años - se ha producido en el pueblo de Ezbet Marco, en la provincia meridional de Beni Suef. El Jeque Gamal Shamadai, conocido por sus posiciones extremistas, ha sido uno de los principales impulsores de la ira colectiva contra los dos muchachos. Ha sido él quién ha hecho circular la voz de que algunos vecinos han visto a los dos menores orinar sobre algunas páginas del libro sagrado del Islam. Los dos niños han sido llevados por las fuerzas de seguridad a una cárcel de menores para evitar que sean investidos por la furia de las multitudes que al oír la noticia de su detención habían rodeado la estación de policía local.
El propio texto de la denuncia que se refiere a los dos niños contiene, según el Obispo Fahim, elementos contradictorios: “Aquí en Egipto, la acusación de haber destruido el Evangelio y haber orinado sobre sus páginas rotas ha puesto como objeto de investigación a un jeque salafista, que ha realizado este acto sacrílego durante los días en que estalló la ira musulmana por la famosa película ofensiva contra Mahoma producida en los EE.UU. Ahora bien, por casualidad, la misma acusación ha sido realizada contra dos niños coptos. Espero que las investigaciones se lleven a cabo correctamente, evitando tomar como pruebas los rumores que circulan y las murmuraciones”.
La cuestión del jeque salafista investigado por ultraje al Evangelio es un raro caso de proceso iniciado por delitos contra la fe cristiana. “Las autoridades – señala Mons. Fahim - en ese caso no podían hacer la vista gorda: el acto sacrílego había provocado más de treinta denuncias”. Entre los 17 casos de procesos por delitos contra la religión instituida en Egipto desde enero de 2011, la gran mayoría de las acusaciones son contra cristianos coptos, con un aumento preocupante en las últimas semanas.
“A menudo, - dice a Fides el Obispo Fahim - para ser acusado de algún delito contra el Islam basta sólo un comentario crítico sobre el comportamiento de los fundamentalistas escrito en los mensajes privados de la propia página de Facebook. Durante décadas, desde los altavoces de las mezquitas escuchamos insultos contra los cristianos, acusados ​​de ser ateos. Ahora bien, sucede que algunos muchachos, engañados por lo que se ha dicho sobre la 'Revolución Árabe', realmente creen que han adquirido todas las libertades y escriben sin pensarlo sus ideas en alguna red social, y esto es suficiente para ser detenido, encarcelado y condenado”. ( GV) (Agencia Fides 4/10/2012).


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network