http://www.fides.org

Asia

2012-10-01

ASIA/BANGLADESH - Blasfemia en Facebook: templos budistas destruidos por extremistas islámicos; cristianos aterrorizados

Chittagong (Agencia Fides) – Ya van 22 templos budistas en llamas, así como 2 templos hindúes y más de 100 casas particulares: este es el balance de un día de actos de violencia cometidos por más de 20 mil militantes musulmanes contra las minorías budista e hindú, que se han producido en los sub distritos de Ramu, Ukhia, Patía y Teknaf, en la provincia de Chittagong. Según confirman a Fides fuentes locales, la violencia comenzó en la noche del 29 de septiembre, continuando durante una noche y un día entero. Los templos destruidos son algunos de las pagodas más veneradas por los budistas en el país. La violencia se ha desencadenado, según los musulmanes, por unas fotos ofensivas contra el Corán, publicadas por algunos budistas en la red social “Facebook”.
El p. Adam S. Pereira, Superior de la Congregación de la Santa Cruz, muy extendida en Bangladesh, que cuenta con muchos sacerdotes y religiosas en Chittagong, expresa en una entrevista con Fides su “gran preocupación por esta situación tan tensa en la provincia”, explicando “el temor de todos los hermanos de comunidad, de las religiosas y de los laicos católicos del lugar, una pequeña minoría, que han asistido atónitos a una violencia ciega e indiscriminada”.
Su Exc. Mons. Moses M. Costa, Obispos de Chittagong, comenta a Fides: “Estamos muy adoloridos, no nos lo esperábamos. Las dos comunidades se culpan mutuamente, pero la violencia nace de pretextos: grupos fundamentalistas islámicos buscan donde apoyarse para desencadenarla. Como cristianos, podemos ser el próximo objetivo. Condenamos toda forma de violencia y exigimos el respeto hacia todas las comunidades religiosas en nombre de la armonía”.
En un comunicado enviado a la Agencia Fides, el Asian Centre for Human Rights (ACHR) denuncia que las fuerzas de seguridad no han arrestado a ninguno de los culpables, mientras que el único detenido es un budista. “Los ataques son parte de una conspiración contra las minorías religiosas, que cuanta con la participación del Ejército de Bangladesh y de los fundamentalistas islámicos”, dice el comunicado. El Centro hace un llamamiento al Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, para que intervenga ante el Gobierno de Bangladesh y se ponga fin a los ataques contra las minorías religiosas, se lleve a los responsables ante la justicia, se reconstruyan los templos quemados y se indemnice adecuadamente a las víctimas. (PA) (Agencia Fides 1/10/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network