ASIA/PAKISTAN - No hay pruebas contra Rimsha; el apoyo de las mujeres musulmanas

lunes, 24 septiembre 2012

Lahore (Agencia Fides) – Después de otra semana de investigaciones, la policía paquistaní ha reconocido que no hay pruebas contra Rimsha Masih, la chica cristiana arrestada por blasfemia y luego puesto en libertad bajo fianza. Lo confirma a Fides el abogado católico Kahalit Tahir Sindhu, parlamentario del Punjab y experto en casos de blasfemia. Los investigadores han confirmado las responsabilidades y la obra de manipulación del Imam Mohammad Khalid Chishti Jadoon, actualmente en prisión, que agregó páginas quemadas del Corán a las que tenía la chica.
La chica cristiana ha recibido el pleno apoyo de las mujeres musulmanas en Pakistán. Sobre esta historia, la Agencia Fides ha recogido las opiniones de algunos representantes de la sociedad musulmana, de la política y de la cultura en Pakistán. Amna Ulfat, parlamentario del Punjab, cree que Rimsha es inocente porque “se trata de una menor de edad y analfabeta” y, en referencia al imam, condena “a los que cometen tales crímenes, usando los tribunales para intereses personales”. “Sé que los cristianos respetan el Corán tanto como a la Biblia”, concluye.
Naveed Anjum, la Presidente de la “SAF Foudation para las mujeres”, define el arresto de Rimsha como “inhumano” y pide que “los culpables sean castigados severamente”. Faiza Malik, miembro del Parlamento y presidente de la sección del Punjab del “Partido Popular de Pakistán”, dice a Fides: “No se debe permitir a nadie jugar con las leyes del país. Hacer daño a una niña con discapacidad mental es un acto vergonzoso, deplorable. Su libertad y su inocencia es una victoria para la justicia”.
Tahira Abdullah, musulmana activista de los derechos humanos, destaca los puntos oscuros de la historia: “Ningún menor puede ser encerrado en una prisión para adultos y retenido durante tres semanas con presos peligrosos. Lo que se ha hecho a Rimsha es ilegal. Además, la ley sobre la blasfemia establece que los agentes de policía lleven a cabo investigaciones antes de arrestar y registrar una denuncia: cosa que también se ha omitido”. La activista pide que “Rimsha y su familia sean puestos bajo la protección del Estado, que los cristianos del barrio de Mehrabadi sean ayudados por el Estado para poder regresar a sus hogares”. Las mujeres musulmanas paquistaníes piden, por último, que se reactive el Comité Parlamentario para la revisión de la ley sobre la blasfemia. (PA-FN) (Agencia Fides 24/9/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network