ASIA/LIBANO - El Presidente de Cáritas Líbano: la visita del Papa sacará a la luz la difícil situación de los refugiados

sábado, 8 septiembre 2012

Beirut (Agencia Fides) - “Estábamos preparándonos desde hace tiempo para la visita de Benedicto XVI a nuestro país. Pero evidentemente, con los acontecimientos de los últimos tiempos, llega en un momento y en un contexto histórico que la hacen aún más valiosa”. Así lo declara a la Agencia Fides el padre Simon Faddoul, Presidente de Cáritas Líbano.
En concreto, la situación de emergencia en la que ahora están trabajando los voluntarios de Cáritas Líbano es la del flujo desesperado de refugiados que huyen de Siria. “Los datos oficiales de las Naciones Unidas hablan de 55 mil refugiados. En realidad – señala el p. Faddoul - el número real podría estar entorno a los 150 mil, ya que la mayoría de las nuevas llegadas no se registran”. Se trata en su mayoría de sunitas, con porcentajes más pequeños de cristianos y alauitas. Se concentran en el valle de Bekaa y en los distritos del norte de Trípoli y Akkar, encontrando asilo en las escuelas, en edificios abandonados o en campamentos improvisados. Pero hasta el momento no se han creado campamentos organizados y dotados de servicios. La única ayuda es la que proporcionan las organizaciones de la ONU para los refugiados y las ONG musulmanas y cristianas, incluida la Cáritas.
Exactamente treinta años después de las masacres en los campos de refugiados de Sabra y Shatila, el padre Faddoul espera y confía que la visita del Papa también pueda atraer, como efecto secundario, la atención de la opinión pública internacional sobre esta última crisis humanitaria que hasta el momento permanece en la sombra: “Vendrán periodistas y equipos de televisión de network internacionales de todo el mundo. Muchos de ellos ya han solicitado visitar las zonas donde se concentran los refugiados. La visita de Benedicto XVI sin duda promoverá la sensibilización general de este nuevo drama de Oriente Medio”.
Hasta la fecha no está en el programa un contacto directo entre Benedicto XVI y los nuevos refugiados de Siria. “Pero si el tiempo lo permite, estamos trabajando para que algún miembro de la delegación papal pueda entrar en contacto y obtener información acerca de esa realidad”. El Presidente de Cáritas Líbano redimensiona los riesgos de la instrumentalización en clave política de la visita del Papa por parte de las facciones que se oponen en la sociedad libanesa: “cristianos y musulmanes esperan con entusiasmo la visita del Papa. Y también todos los grupos políticos, a pesar de sus divisiones, han expresado de forma unánime su alegría por la llegada del Papa Benedicto XVI”. (GV) (Agencia Fides 8/9/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network