http://www.fides.org

Africa

2012-08-28

AFRICA/SUDAFRICA - “Tal vez será mañana el acuerdo para la mina de Marikana”, dice a Fides el Obispo de Rustenburg

Johannesburg (Agencia Fides) - Se espera mañana, 29 de agosto, la firma de un acuerdo entre los sindicatos y los administradores de la mina de platino de Marikana (North West Province, Sudáfrica). Así lo informa a la Agencia Fides Su Exc. Mons. Kevin Dowling, Obispo de Rustenburg.
“Esperamos que los esfuerzos del gobierno para firmar mañana un acuerdo de conciliación entre los cuatro sindicatos y la dirección de la mina tengan éxito”, dice Mons. Dowling
“Las negociaciones siguen su curso y se refieren en particular a un aumento de los salarios. La tensión sigue siendo muy alta y los trabajadores que quieren volver a trabajar se ven bloqueados por las amenazas de los huelguistas”, dice el Obispo, que participa en los esfuerzos para negociar con los otros líderes cristianos que forman parte del Consejo de Iglesias de Sudáfrica.
El 16 de agosto, una protesta sindical en la mina de Marikana degeneró en violencia: la policía disparó y mató a 34 mineros. En los enfrentamientos murieron un total de 44 personas. En un comunicado enviado a la Agencia Fides la Southern African Catholic Bishops' Conference (SACBC) ha pedido una investigación exhaustiva sobre la masacre y ha condenado la violencia.
“He visitado junto con mis sacerdotes, a los heridos y a las familias de las víctimas. En las últimas dos semanas hemos tratado de hacer todo lo posible para llevar consuelo a aquellos que se han visto afectados por la violencia”, dice Mons. Dowling. “Acabo de regresar esta mañana de una visita a un hospital en Rustenburg, donde están ingresados los heridos más graves. Es una tragedia terrible”, añade.
Mons. Dowling dice que está preocupado porque “en la sociedad sudafricana se percibe un aumento de la tentación de recurrir a la violencia para hacer frente a cualquier problema. Todavía hay muchas personas que viven en la pobreza, que están perdiendo la esperanza de un futuro mejor. Especialmente entre los jóvenes desempleados prevalece la desesperación”. “Son problemas que deberíamos resolver juntos involucrando a todos: al gobierno, a las empresas mineras, a los sindicatos ya las iglesias” concluye Mons. Dowling. (L.M.) (Agencia Fides 28/8/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network