http://www.fides.org

Asia

2012-08-09

ÁFRICA/ZAMBIA - 130 sacerdotes piden la anulación de la expulsión del P. Viateur

Lusaka (Agencia Fides) – Que el gobierno tome en seria consideración la anulación de la expulsión del P. Viateur Banyangandora, el sacerdote de origen ruandés expulsado por las autoridades de Zambia a finales de julio: es lo que piden 130 sacerdotes diocesanos en una declaración publicada con ocasión de la Conferencia Nacional de la Association of Zambian Diocesan Catholic Clergy (AZADCC), que se ha clausurado hoy, 9 de agosto.
En el documento, enviado a la Agencia Fides, los sacerdotes diocesanos se suman a cuanto ha escrito Su Exc. Mons. George Cosmas Zumaire Lungu, Obispo de Chipata, en un mensaje que será leído en todas las parroquias de la diócesis el domingo 12 de agosto (ver Fides 7/8/2012).
“El P. Viateur ha sido ordenado en 2004, en la diócesis de Chinata, en la que ha prestado servicio. Muchos de nosotros han estudiado, vivido y trabajado con él. Sabemos que es un buen sacerdote y un hombre de paz e íntegro”, se afirma en la declaración.
Los sacerdotes declaran que “están sorprendidos, y no están satisfechos” por las motivaciones que el gobierno ha presentado para justificar la expulsión del P. Viateur, y dan a conocer que han recibido “una comunicación oficial de la diócesis de Ruhengeri en Ruanda, de que el P. Viateur no tiene que responder a ninguna investigación por parte del gobierno de aquél País”.
Basándose en las consideraciones precedentes, se solicita, pues, que el gobierno reconsidere la expulsión del sacerdote, explicando, además, de manera clara, cuáles son la verdadera razones de la decisión. Los sacerdotes piden también que la autoridad se comprometa con la Iglesia para promover la armonía en las relaciones Iglesia-Estado, y hacen un llamamiento para que se afronten los verdaderos problemas que interesan a los pobres, como el precio del maíz, del algodón y de otros productos agrícolas. El P. Viateur ha sido expulsado después de que en una homilía había afrontado el problema del precio demasiado bajo del algodón, que amenaza las posibilidades de los campesinos de que tengan una renta mínima para su subsistencia.
“Suplicamos a la Comunidad católica y a los sacerdotes de la diócesis de Chipata, y a todas las personas de buena voluntad, a que mantengan la calma y la paz, y a que oren durante este tiempo de espera por la vuelta del P. Viateur. Que Dios nos bendiga y nos guíe por medio de la intercesión de María Nuestra Madre” concluye la declaración. (L.M.) (Agencia Fides 9/8/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network