AFRICA/EGIPTO - La disolución del Parlamento marca la ruptura entre el ejército y las fuerzas islamitas

viernes, 15 junio 2012

El Cairo (Agencia Fides) - En la víspera de la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 16 de junio, ha causado un gran revuelo la decisión del Tribunal Constitucional egipcio que ha declarado inconstitucionales todos los artículos de la ley electoral con la que había sido elegida toda la Asamblea del Pueblo (Cámara baja del Parlamento egipcio) en una serie de rondas electorales celebradas entre el 28 de noviembre de 2011 y el 11 de enero de 2012. El Vicepresidente de la Corte, Maher Sami, ha aclarado que el veredicto supone la disolución de toda la Asamblea aunque las leyes aprobadas hasta el momento se mantienen en vigor
“La sociedad egipcia parece estar dividida en dos bandos: los liberales apoyan la decisión de la Corte Constitucional de disolver el Parlamento, ya que está dominado por los Hermanos Musulmanes y los salafistas. Los islamitas están en contra, sobre todo los salafistas, que han declarado que están dispuestos a ocupar la plaza Tahrir si el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCARF) organiza algún tipo de fraude en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales” dice a Fides el p. Rafik Greiche, sacerdote greco-católico, director de comunicaciones de los Obispos católicos de Egipto
“Creo que entre la gente común existe la sensación de alivio, porque de alguna manera hay que corregir los errores cometidos en el último año y medio después de la caída de Mubarak”, continúa el padre Greiche. “Esto es porque los militares al inicio se apoyaron en gran medida en los Hermanos Musulmanes pero han descubierto después que sus intereses eran divergentes. Ahora este pacto se ha roto y se ha creado un gran hastío entre las dos partes”.
La revolución del 2011, que derrocó a Mubarak, tenía la intención de poner fin al régimen en el que el ejército era la columna vertebral. En cuanto a la posición de los liberales y los revolucionarios en este enfrentamiento entre las fuerzas islamitas y militares, el p. Greiche responde: “Muchos de los liberales apoya ahora a los militares por oposición contra los hermanos musulmanes. Los revolucionarios de la plaza Tahrir están divididos, porque cada uno tiene su propia visión política: hay quienes están cerca de los islamitas, otros tienen puntos de vista más liberales y otros ponen por encima de todo el fin del poder militar sobre la sociedad egipcia”. (L.M.) (Agencia Fides 15/6/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network