http://www.fides.org

Asia

2012-05-31

ASIA/INDONESIA - Iglesias cerradas, prohibiciones y amenazas a los cristianos: la profesión de la fe negada en Sumatra.

Medan (Agencia Fides) – La intimidación de los cristianos, la prohibición de reunirse para orar, el cierre de las iglesias, la condescendencia de las autoridades civiles: es preocupante el cuadro de la libertad de religión para los cristianos en Sumatra que emerge de la explicación del padre Markus Manurung, OFMCap, sacerdote de Medan y jefe de la Comisión “Justicia y Paz” de la Provincia de los frailes capuchinos en la isla. “En la isla de Sumatra – explica el padre Manurung a Fides - hay seis diócesis: La Archidiócesis de Medan y Palembang, las diócesis de Sibolga, Padang, Tanjung Karang y Pangkal Pinang. Existen problemas para los cristianos en Padang, Medan y Sibolga.
En Padang, en las zonas rurales y aisladas, hay iglesias que a pesar de largos procedimientos burocráticos, nunca han recibido el permiso para construir o restaurar una iglesia. A la comunidad de Tirtanadi no se le concede permiso para fundar una iglesia y los fieles tienen prohibido rezar juntos. La iglesia en el oeste de Pasuruan Ijin no obtiene el permiso necesario para las reparaciones, como sucede también a la iglesia de Tembilahan, dañada por el fuego, donde los fieles se reúnen dentro de las paredes aún ennegrecidas. En la iglesia de Sawalunto, los fieles no se les permite reunirse. En Bukit Tinggi se le niega el permiso para construir una nueva iglesia, como sucede en Kerinci-Kayu Aru. A la iglesia de Pasir Pangarean se le ha revocado la licencia ya concedida en el pasado”.
En la Archidiócesis de Medan, los principales obstáculos se encuentran en la provincia de Aceh en el norte de Sumatra, donde está en vigor la ley islámica (Sharia), a pesar de que sólo se aplica a las comunidades musulmanas. Sin embargo, la influencia de los grupos radicales es muy fuerte, dice a Fides el p. Teguh Bernard O Carm, sacerdote católico local. El p. Teguh párroco de la Iglesia de Sidikalang, en el distrito de Singkil, en la provincia de Aceh, narra a Fides las últimas desgracias sufridas por la comunidad cristiana (véase Fides 21/5/2012):
“El Islamic Defender Forum integrado por organizaciones radicales, está presionando al gobierno para cerrar las iglesias que son consideradas ilegales, no autorizadas o salas de oración. El gobierno local, por temor a esas organizaciones violentas, está cediendo”. En el pasado, dice el párroco, un código local, aprobado en 1979 y actualizado en 2001, establecía que para mantener la armonía religiosa, el número de iglesias debía limitarse. “Pero – nota el p. Bernard - no hace distinción entre iglesias católica y protestantes”.
Mediante la aplicación de restrictiva del código, en mayo, funcionarios del gobierno, policías y miembros de los grupos radicales islámicos han cerrado 23 iglesias de diferentes confesiones: 11 iglesias de la GKPPD (Protestant Christian Church of Pakpak Dairi); 6 de la Iglesia Evangélica de Indonesia; 3 iglesias católicas; 2 de la Iglesia Metodista (Methodist Gereja Indonesia); una de la iglesia Huria Kristen Indonesia”. Las tres iglesias católicas están en los distritos de Balno Lae y Suka Makmur (diócesis de Sibolga), y en el distrito de Madumpang, en la archidiócesis de Medan.
El p. Bernard señala que “algunas comunidades protestantes quieren luchar contra los radicales islámicos para prevenir tales abusos, y esto podría conducir a la violencia y el conflicto. Estamos tratando de organizar una reunión con los líderes tribales locales y las autoridades civiles, para discutir y plantear cuestiones de derechos humanos y libertad religiosa”. (PA) (Agencia Fides 31/5/2012)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network