AFRICA - “No podemos permitirnos añadir el terrorismo a nuestra larga lista de problemas”, dice el Arzobispo de Abuja

miércoles, 30 mayo 2012

Nairobi (Agencia Fides)- Ningún país africano es inmune al tipo de terrorismo que está plagando Nigeria y por eso las religiones presentes en África deben rechazar todas las formas de fanatismo que amenazan con degenerar en violencia. Este es el mensaje lanzado por Su Exc. Mons. John Olorunfemi Onaiyekan, Arzobispo de Abuja (Nigeria), en su discurso en la reunión sobre la seguridad en África, celebrada en Nairobi (Kenya) por el African Council of Religious Leaders (ACRL).
En su discurso titulado “Conflicto y Paz en Nigeria: entre la desesperación y la esperanza, el papel de la religión”, Mons. Onaiyekan, quien es co-presidente del ACLR, ha subrayado que “tenemos que prestar mucha atención a las ideologías religiosas radicales importadas desde fuera, especialmente aquellas que han sembrado la devastación en otros países”.
Para hacer frente a estos peligros, Mons. Onaiyekan ha pedido la creación de nuevos consejos interreligiosos en los países y en las regiones del continente, de manera que “hombres y mujeres de todas las religiones puedan encontrase los unos con los otros como ciudadanos de una misma nación, con retos y objetivos comunes, que comparten los mismos valores espirituales generales y las mismas directrices morales”.
El Arzobispo de Abuja también ha destacado la importancia del respeto de las reglas compartidas por todos: “La aplicación de la ley debe abarcar a todos los ciudadanos sin discriminación alguna, ya sea basado en la etnia o la religión. Debemos rechazar cualquier escusa de carácter religioso que tiene como fin el mantenimiento de las situaciones de injusticia, la discriminación y la corrupción”. Mons. Onaiyekan, quien ha presentado un análisis étnico-histórico de las crisis religiosas en Nigeria, ha concluido su discurso de la siguiente manera: “África ya tiene su propia lista de problemas y dificultades. Además de los desastres naturales, el hambre y las enfermedades, todavía estamos lidiando con los problemas derivados de la falta del buen gobierno y de una mejor gestión de nuestros escasos recursos. No podemos permitirnos añadir el terrorismo a nuestra larga lista de problemas”. (L.M.) (Agencia Fides 30/5/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network