http://www.fides.org

Africa

2012-05-23

AFRICA/ZAMBIA - Las mujeres de Genda se dedican a la pesca, mejorando sus condiciones de vida y la de sus familias

Chipata (Agencia Fides) – En el pueblo de Genda, en la provincia oriental de Zambia, el cambio climático ha causado una disminución de los niveles de agua del río local Lunkhwakwa, creando nuevas oportunidades de ingresos para las mujeres de la localidad y sus alrededores mediante el fomento de la participación en la pesca, algo que en el pasado las asustaba.
En el pueblo, que se encuentra a 7 km al sureste de Chipata, la capital de la provincia Oriental de Zambia, por lo general hay fuertes lluvias. En consecuencia, el Lunkhwakwa, que también alimenta los suministros locales de agua, estaba lleno la mayor parte del año y las mujeres tenían miedo de acercarse a las impetuosas aguas. En los últimos 5 años debido al cambio climático que ha provocado una disminución de las precipitaciones, lo que se consideraba un gran río se ha reducido a un pequeño arroyo. De acuerdo con el Chipata District Environmental Assessment Report, la situación ha empeorado con la enorme contaminación y la erosión.
Y así, desde que las aguas del río han disminuido, las mujeres de la localidad han empezado a dedicarse a la pesca. Van al río temprano en la mañana y esperan pacientemente a que piquen los peces y luego los llevan a pie o en bicicleta, al mercado de Mchini en Chipata. En el pasado, los habitantes de Genda se ganaban la vida con el ganado y con las abundantes cosechas de maíz, pero, con la disminución de las lluvias también se ha reducido el rendimiento del maíz. Ahora para las mujeres de Genda la pesca se ha convertido en una fuente de ingresos, lo que también favorece un aporte constante de proteínas en la dieta familiar. Gracias a sus ingresos han sido capaces de abrir pequeñas tiendas de comestibles, conocidas como kantemba en Zambia, y a alcanzar una cierta autonomía económica. De este modo, pueden pagar sus gastos personales y las necesidades de sus hijos, incluida la escuela. En Zambia, de hecho, la educación no es gratuita, a pesar de las solicitudes constantes al Gobierno para que proporcione educación gratuita para la escuela primaria y subsidie la educación terciaria. A diferencia de las mujeres, la mayoría de los hombres que viven en la zona, también pescadores, no se preocupan en absoluto de la familia, y muchos de ellos se han convertido en alcohólicos. Aunque la pesca en el río Lunkhwakwa no será una fuente permanente de ingresos, porque un día el río podría secarse por completo, las mujeres no se desaniman y llevar a cabo esta nueva actividad que les permite mejorar sus condiciones de vida actuales. (AP) (23/5/2012 Agencia Fides)

Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network