AFRICA/LIBIA - “Las milicias se disputan los fondos que ha dejado Gheddafi”, afirman fuentes locales

miércoles, 9 mayo 2012

Trípoli (Agencia Fides) – “No han sido los milicianos de Yafran los que han atacado la sede del gobierno, sino los de Zeltan”, dicen a la Agencia Fides fuentes cualificadas desde Trípoli, en Libia, donde ayer, 8 de mayo, un grupo de hombres armados atacaron la sede del gobierno libio pidiendo el pago de los honorarios que se les adeuda por haber luchado durante ocho meses contra Muammar Gheddafi y su régimen. Los 200 militantes llegaron en unos 50 vehículos equipados con armas de diferentes calibres, entre ellos algunos cañones antiaéreos: rodearon la sede del gobierno, bloquearon las calles de los alrededores y después de haber disparado las primeras ráfagas de intimidación y tratado sin éxito de iniciar una negociación, asaltaron el edificio. La reacción de las fuerzas de seguridad han permitido liberar la sede del gobierno y restablecer el orden. En el tiroteo, al menos una persona ha muerto muerto y varias han resultado heridas.
Las fuentes de Fides, que por razones de seguridad desean permanecer en el anonimato, señalan que este episodio va enmarcado dentro de la lucha por meter las manos en la “cantidad increíble de dinero que ha dejado Gheddafi. Todo el mundo quiere tener su parte. El problema de la estabilización de Libia nace de esto”. “En los bancos libios siguen existiendo numerosas cuentas a nombre de Gheddafi”continúan las fuentes de Fides, y “los gerentes de los bancos son invitados a transferir esos fondos hacia otros puertos”. “Existe también un flujo increíble de dinero en efectivo y oro, porque hay 'tesoros' del antiguo régimen que están enterrados en el desierto, y todo el mundo está tratando de meter mano en ellos, de una manera u otra”, concluyen nuestras fuentes. (L.M.) (Agencia Fides 9/5/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network