AMERICA/HONDURAS - “Vivir como discípulos en un mundo pluricultural”: la Iglesia hondureña camina hacia el CAM 4

lunes, 7 mayo 2012

Tegucigalpa (Agencia Fides) – “La Iglesia hondureña se prepara para vivir intensamente un año de preparación al CAM 4 (Cuarto Congreso Misionero Americano). El sueño del CAM es dar vida a una Iglesia donde todos se sientan y vivan como discípulos misioneros de Jesucristo en un mundo secularizado y pruricultural”: son las palabras de Mons. Byron Chevannes, Director Nacional de las Obras Misionales Pontificias (OMP) de Honduras, que ha concedido una entrevista la semanario católico “Fides”, en la vigilia de su viaje a Roma, donde participará en la Asamblea General de las OMP que se inaugura hoy (véase Fides 3/5/2012).
En la entrevista enviada a la Agencia Fides, Mons. Byron Chevannes describe el trabajo de las OMP como “la acción específica de la Iglesia en el campo misionero”, y subraya que la contribución que se ha dado a la formación misionera hoy es más importante que nunca, para que “las diócesis y parroquias cuenten con un equipo de formación misionera y los llamados equipos itinerantes de la misión, que son los que realizan el trabajo de base para una nueva evangelización”.
Con respecto a los desafíos de la nueva evangelización, el Director nacional de las OMP responde: “Yo diría que el principal de todos es la cultura, porque existen males que están engendrados dentro de la misma cultura, y esos debemos afrontarlos, como por ejemplo el conformismo: hay bautizados que les da igual participar de los sacramentos o no, estar en comunión con Cristo o no, ir a la Iglesia o asistir a una secta, y esto no puede admitirse. Otro desafío es la mediocridad, que es la actitud donde no importa hacer bien las cosas sino que basta solo con hacerlas sin más. Esta mentalidad se ha metido hasta en la Iglesia, y no podemos vivir así. Nuestra Iglesia en Honduras necesita de otro tipo de mentalidad. Un tercer desafío creo que es el descuido de la dimensión espiritual de la misión; tenemos como patrona a Santa Teresita del Niño Jesús, porque ella hacía viva la misión en la oración. Es necesario recordar las palabras del siervo de Dios Juan Pablo II: 'el verdadero misionero es el que ora y labora'. Así toda nuestra acción pastoral debe irradiar a Cristo, y eso sólo es posible si se trabaja en su nombre, eso es tener una espiritualidad misionera”. (CE) (Agencia Fides, 07/05/2012)


Compartir: Facebook Twitter Google Blogger Altri Social Network